Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Las autoridades chinas ocultaron el escándalo de la leche adulterada durante meses

La OMS no recibió ningún tipo de información hasta el 11 de septiembre y ahora la UE estudia la posible presencia de leche china en dulces o galletas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 23 septiembre de 2008
El Gobierno chino sabía desde hacía meses que miles de niños estaban cayendo enfermos por el consumo de leche adulterada con melamina, pero lo ocultaron para no estropear su imagen de cara a los Juegos Olímpicos de Pekín, según revelan las últimas informaciones sobre la crisis alimentaria desatada en el gigante asiático.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido que no recibió ningún tipo de información por parte de las autoridades chinas hasta el pasado 11 de septiembre. "Esta demora en los informes no estuvo bien", señaló una portavoz de la agencia sanitaria en Ginebra.

En cualquier caso, la OMS afirma que el Ejecutivo chino está gestionando correctamente el escándalo de la leche, que ya ha afectado a cerca de 13.000 bebés y ha traspasado fronteras, llegando hasta Hong Kong.

Primeras quejas, en mayo

Yili repartió 1.500 toneladas de leche, yogures y helados entre los atletas, espectadores y periodistas de las Olimpiadas

Según la televisión estatal CTV, las primeras quejas sobre la leche en polvo de Sanlu se produjeron en diciembre del año pasado, seis meses antes de que, a principios de mayo, falleciera la primera víctima de dicho producto en la provincia de Zhejiang.

A ésta siguieron otras dos muertes de bebés en Gansu y, la última contabilizada, en la región de Mongolia Interior. A pesar de dichos fallecimientos y de que Wang Yuanping denunció en mayo en la ciudad de Taishun (Zhejiang) que su hijo de 13 años había desarrollado piedras en el riñón por beber tal leche, la empresa Sanlu no informó a las autoridades hasta el pasado 2 de agosto.

La compañía, con sede en Shijiazhuang, capital de la provincia de Hebei, comunicó las anomalías en sus productos al Gobierno local. Sin embargo, sus responsables no avisaron al Gobierno provincial de Hebei hasta el 9 de septiembre, probablemente para no empañar las Olimpiadas. Curiosamente, dicho evento estaba patrocinado por otra gran empresa láctea, Yili, que repartió 1.500 toneladas de leche, yogures y helados entre los atletas, espectadores y periodistas y que luego ha resultado implicada en el caso.

Dimisión

Por otro lado, la agencia oficial Xinhua informa de que el Gobierno chino ha aceptado la dimisión del principal responsable de la agencia de seguridad alimentaria, Li Changjiang.

Changjiang, hasta ahora director de la Administración General para la Supervisión de la Calidad, Inspección y Cuarentena, será sustituido por el hasta ahora subsecretario general del Consejo de Estado, Wang Yong.

El escándalo también ha provocado la caída de Wu Xianguo, jefe del Partido Comunista en la ciudad de Shijiazhuang, donde tiene su sede la marca de leche en polvo Sanlu, una de las implicadas.

Informe de la EFSA

Existen "pequeñas partidas" de dulces o galletas en la UE que podrían haber sido fabricadas con leche procedente del país asiático

En Europa, la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA, sus siglas en inglés) está estudiando los riesgos que podría haber para la salud en el hipotético caso de que se descubrieran restos de leche contaminada china en dulces o galletas, aunque la Unión Europea (UE) prohíbe la importación de productos lácteos de China.

Androulla Vassiliou, comisaria europea de Sanidad, ha encargado a la EFSA dicho informe porque existen "pequeñas partidas" de dulces o galletas en la UE que podrían haber sido fabricadas con leche procedente del país asiático. No obstante, se trataría de un volumen pequeño de productos, que pueden encontrarse en tiendas chinas.

El objetivo del estudio es "conocer el riesgo eventual" que podría haber para la salud, si en las galletas o dulces hubiera leche en polvo adulterada con melamina. Vassiliou ha insistido en que no está claro ni cuantificado que en la UE haya alimentos con la leche china como ingrediente. De todos modos, si se desvela que hay riesgos, los citados productos de confitería "se retirarán del mercado".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones