Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Ciencia y tecnología de los alimentos

Listeriosis, una infección poco frecuente

Epidemiología de la listeriosis humana en Barcelona

En septiembre de 1990 se constituyó un Grupo de Estudio de la Listeriosis en Barcelona para llevar a cabo un sistema de vigilancia activo de los casos identificados en la ciudad. El grupo estaba integrado por un coordinador (médico intensivista) y un microbiólogo por cada uno de los Laboratorios de Microbiología de los hospitales ubicados en la ciudad condal, que abarcan hasta el 92% de las camas destinadas a pacientes agudos. Dos años más tarde, en 1992, se incorporó al proyecto la Unidad de Alimentos y Zoonosis del Laboratorio Municipal, para llevar a cabo controles periódicos de alimentos consumidos por la población.


El sistema de vigilancia constituye la base de gran parte de nuestros conocimientos sobre la epidemiología de las enfermedades de transmisión alimentaria. De esta forma, se pueden evaluar las tendencias y es útil para la detección precoz de brotes epidémicos locales o generalizados. En algunos casos, se puede identificar las fuentes alimentarias responsables y tomar las medidas adecuadas para el control del brote. Y también permiten confrontar la información disponible sobre la vigilancia humana con la obtenida sobre zoonosis en animales.


Con la disponibilidad de estos datos epidemiológicos se pueden revisar periódicamente las disposiciones reguladoras y administrativas en cuanto a seguridad alimentaria, salud pública y animal. Estos sistemas de vigilancia activos son útiles en ciertas patologías que se pueden presentar de forma esporádica como es el caso de la listeriosis, una infección poco frecuente pero muy grave que presenta una elevada mortalidad, concretamente el 34.3% en nuestra serie a lo largo de 11 años de estudio.

Epidemiologia en Barcelona

Desde el 1 de enero de 1990 hasta el 31 de diciembre de 2000 se han identificado en la ciudad de Barcelona un total de 213 casos de listeriosis humana, el 78.4% adultos no gestantes y el 20.6% casos perinatales. Se trata de una enfermedad más común en los extremos de la vida (con una tasa de 100 casos/106 habitantes / año en niños y de 14 casos/106 habitantes / año), siendo más frecuente en ancianos varones (67% en nuestra casuística). La edad media de la población adulta afectada, no gestante, es de 62±16.5 años.


La prevalencia de la infección resulta difícil de determinar, habiéndose estimado entre 2-11 casos/106 hab./año. En la ciudad de Barcelona se ha observado una gran variabilidad interanual oscilando desde los 4 casos/106 hab en 1992 hasta 13.7 casos/106 hab. en 1999 (FIGURA 1). En el hombre la incidencia de la enfermedad es superior en los meses de verano, en contraste con algunas especies animales en las que predomina en invierno.


Los niños adquieren la infección de dos formas. Las madres, que son colonizadas en el tracto digestivo tras la ingesta de alimentos contaminados, pueden desarrollar una sepsis oculta dando lugar a una corioamnioitis y al alumbramiento de un recién nacido con sepsis o un feto muerto. Alternativamente, las madres portadoras de listerias en su tracto gastrointestinal y región perianal pueden contaminar la piel y el tracto respiratorio de sus hijos durante el alumbramiento. Estos niños pueden desarrollar 2-3 semanas más tarde una meningitis bacteriana. Listeria monocytogenes es la 3ª causa más frecuente de meningitis bacteriana en recién nacidos, tras estreptococo del grupo B y E.coli.

TABLA 1. Incidencia de listeriosis humana en países europeos (casos/106 habitantes/año).




* excepto para España.


** sólo Barcelona

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones