Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Los consejos reguladores de aceite de oliva de Jaén reclaman el etiquetado de los envases que se usan en hostelería

Solicitan al Ministerio de Sanidad que estos recipientes cuenten con un tapón no rellenable

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 2 septiembre de 2010
Los tres consejos reguladores de aceite de oliva de la provincia de Jaén (Sierra de Segura, Sierra de Cazorla y Sierra Mágina) han remitido una carta al Ministerio de Sanidad, que desarrolla en la actualidad la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición, con el objetivo de que incluya en esta norma la obligatoriedad de que los aceites puestos en la mesa de hoteles, restaurantes y bares estén etiquetados y cuenten con tapón no rellenable.

Esta petición se enmarca en la campaña emprendida en los últimos meses por los consejos reguladores jiennenses para apostar por los aceites de oliva de calidad y aportar una mayor información y seguridad a los clientes de los establecimientos hosteleros, ya que podrán conocer si el aceite que utilizan es virgen extra o de una calidad inferior, según han precisado en un comunicado. En esta carta, las DOP jienenses recuerdan a la ministra Trinidad Jiménez que países como Italia o Portugal ya han legislado en este sentido con la finalidad de poner en valor la calidad del aceite de oliva virgen extra y por trabajar a favor de la seguridad alimentaria.

Los tres consejos reguladores entienden que esta petición tiene cabida en esta futura ley, pues en el borrador de la misma figuran normas para limitar el uso de determinadas grasas que favorecen la obesidad y la aparición de enfermedades cardiovasculares. En la actualidad, en la mayoría de restaurantes y bares, las aceiteras carecen de etiqueta y, por consiguiente, de información sobre el tipo de aceite que se usa. El ciudadano tampoco puede conocer si ese aceite tiene un contenido alto o bajo en grasas perjudiciales o beneficiosas para la salud, en ácido oleico, o si están presentes otras sustancias beneficiosas desde el punto de vista nutricional.

Los tres consejos reguladores creen que España, como el mayor productor de aceite de oliva del mundo, debe afianzar este liderazgo no sólo en producción, sino también en consumo y cultura. La utilización de aceites etiquetados en la restauración puede suponer una enorme promoción de los aceites de calidad de cara al turismo exterior. "Los millones de turistas extranjeros que visitan España cada año no son informados de la calidad de los aceites que ingieren, pues la mayoría se hospeda en hoteles y come en restaurantes que ofrecen envases sin etiquetado, por lo que este visitante no puede saber si consume un aceite de calidad o el nombre de la empresa que fabrica el producto, en el caso de que quiera comprarlo", han manifestado.

Los consejos reguladores han indicado que realizarán esfuerzos para sumar a esta iniciativa a los propios establecimientos hosteleros, para quienes puede resultar positivo dar a conocer a sus clientes que el aceite que consumen es un producto de calidad. Además, se muestran satisfechos de que ya hayan expresado su apoyo a esta iniciativa instituciones como la Diputación Provincial de Jaén, la Asociación Española de Municipios del Olivo (Aemo), la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca), Asaja e incluso varias asociaciones de consumidores, como UCE o Al-Andalus.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones