Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Los expertos apuestan por intensificar la investigación en nutrigenómica

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 11 noviembre de 2003
Según los científicos, que lanzaron la nutrigenómica en el año 2002, existen numerosas evidencias de que la alimentación tiene un importante impacto en el desarrollo de las enfermedades y de que la dieta puede modificar la actividad de los genes. Además, la nueva disciplina podría ser decisiva para el diseño de dietas adaptadas a la carga genética de cada individuo y prevenir así la aparición de enfermedades.

"En el futuro podremos elegir un cereal de desayuno basado en nuestro genoma", asegura Meter Singer, director del Joint Center for Bioethics, de la Universidad de Toronto. Aunque aún es precipitado emitir juicios rigurosos, Singer asegura que es "posible que, si se tiene un gen específico y se toma un cereal de nueces con miel, se puedan reducir las posibilidades de tener una patología cardiaca".

Según las investigaciones hechas hasta ahora, la disciplina funciona a través de la toma de una muestra de saliva que permite un análisis de ADN. Los expertos emiten así una serie de recomendaciones sobre la alimentación más apropiada para cada caso. A pesar de todo, y sobre todo a causa de la juventud de la disciplina, los expertos han pedido precaución a la hora de implantarla.

A esta precaución debe unirse el hecho de que otros especialistas en bioética hayan pedido la aprobación de normas claras tanto clínicas como éticas antes de que la genómica llegue a los consumidores. Según David Castle, uno de los autores del estudio, sería conveniente "establecer directrices científicas para proporcionar estos servicios".

En este sentido, Miguel Vega, jefe de la Unidad de Estudios Estratégicos de Genoma España, asegura que "sacar conclusiones de las dietas que pueden ir bien o mal para una persona mediante los resultados de estas pruebas me parece un poco arriesgado". La dificultad radica en el hecho de que la actividad genética es compleja y su interacción con factores externos es todavía muy desconocida, según informa El Mundo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones