Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Más del 90% de harinas cárnicas se acumulan en vertederos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 23 junio de 2003
El problema de saturación de hornos en las cementeras y de las centrales térmicas, alternativas propuestas por el Ministerio de Agricultura para destruir las harinas cárnicas, se acentúa con la aprobación, el pasado 1 de mayo, de una nueva norma comunitaria que prohíbe el enterramiento de los animales muertos en las explotaciones. Sólo en España, la cifra de animales muertos en las granjas representan 278 millones de kilogramos al año de carne, que representan unas 70.000 toneladas de harinas.

Con el fin de establecer un sistema de reglado de recogida de cadáveres y transporte hasta las plantas de transformación de despojos en harinas cárnicas, el Ministerio de Agricultura tiene previsto poner en marcha, este verano, un seguro para financiar al ganadero el coste de los servicios de retirada de los animales muertos en explotación. Según informa el diario ABC, las explotaciones que se encuentran en zonas aisladas son las que tendrán más problemas para cumplir con esta medida.

Por ello, se ha aprobado la excepción de que los subproductos animales procedentes de estas zonas puedan ser eliminados como residuos mediante incineración o enterramiento in situ. Con el fin de acabar con la acumulación de harinas cárnicas en vertederos autorizados, podría aprobarse la construcción de plantas de incineración de baja capacidad, de unos 50 kilogramos de subproductos animales por hora, que estarían situadas en las explotaciones ganaderas.

Esta medida no sólo permitiría acabar con la acumulación de harinas cárnicas en vertederos e incineradoras sino que evitaría el transporte innecesario de subproductos animales. En este sentido, el gobierno español podría aprobar la construcción de estas incineradoras de baja capacidad para aliviar a los vertederos, especialmente ahora que se acaban los enterramientos de animales.

La prohibición de las harinas cárnicas para alimentación animal está vigente hasta el año 2005. Sin embargo, esta prohibición podría levantarse si la Comisión Europea autoriza de nuevo el uso de harinas de cerdo y ave para alimentar estas dos especies. La medida sólo sería posible con la aplicación de una técnica analítica que permita determinar si una harina es de origen porcino o de ave.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones