Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Normativa legal

Medidas legales contra la gripe aviar

La UE empieza a aplicar medidas legislativas urgentes para el control de la gripe aviar

img_aves 6

La notificación a la Comisión Europea de un brote de gripe aviar en una granja avícola situada en la parte occidental de Anatolia (Turquía), el pasado 9 de octubre, y el aislamiento de un virus H5 de gripe aviar recogido de un caso clínico en Rumania, el 12 de octubre, ha hecho saltar todas las alarmas entre las autoridades sanitarias al confirmar que se trata de un brote de gripe aviar altamente peligrosa.

Las medidas de urgencia adoptadas por la Comisión no se han hecho esperar, y han determinado la suspensión temporal de la importación a la comunidad de diferentes productos, atendiendo al posible riesgo que los mismos podrían generar, no sólo para la sanidad animal, sino también para la salud humana.

Otras medidas legislativas, de procedimiento mucho más lento, empiezan a fraguarse en la Unión Europea tras las experiencias y conocimientos adquiridos sobre la materia, y con vocación de permanencia.

Desde otros puntos del planeta, ante la notificación realizada por Colombia, se han empezado también a tomar medidas, no sólo de carácter local, sino también supranacional. EEUU incluso ha instado la necesidad de adoptar medidas internacionales.

Medidas urgentes

El comercio internacional de aves de corral vivas y de productos avícolas constituye uno de los mayores riesgos de propagación de la gripe aviarLa Comisión ha actuado de forma rápida y con urgencia y, en menos de un día desde que se notificara desde los países de origen el brote de gripe aviar, se han dictado sendas Decisiones (10 y 13 de octubre de 2005), a fin de establecer medidas de protección en relación con la sospecha de gripe aviar altamente patógena en Turquía y Rumania.

En las resoluciones dictadas se determina abiertamente que la gripe aviar es una infección vírica de las aves y las aves de corral, responsable de una mortalidad y unos trastornos que pueden adquirir rápidamente proporciones de epizootia, que supongan una grave amenaza para la salud animal y la salud pública, y reduzcan considerablemente la rentabilidad de la cría de aves de corral.

Además reconocen que existe el riesgo de que el agente patógeno se introduzca a través del comercio internacional de aves de corral vivas y de productos avícolas. En el caso de Rumania, en el que se notificó el aislamiento de un virus H5 de gripe aviar recogido en un caso clínico, se ha actuado con mayor contundencia que en el caso turco, en el que tan sólo se han suspendido temporalmente la importación de aves vivas diferentes de las aves de corral, incluidas las que acompañan a sus dueños (aves de compañía) y las plumas y partes de plumas sin transformar.

Y es que la Decisión que afecta a Rumania ha dispuesto suspender temporalmente, como medida inmediata, las importaciones de aves (de corral vivas, estrucioniformes, de caza de cría, silvestres vivas, diferentes de las aves de corral, e incluso los huevos para incubarlas), huevos para consumo humano, y las carnes frescas procedentes de estas aves, preparados de carne de estas especies o que contengan dicha carne (como piensos no transformados para animales de compañía), siempre y cuando procedan de aves sacrificadas a partir del 1 de agosto de 2005.

La suspensión también alcanza a los trofeos de caza. Sin embargo, se siguen autorizando en ambos casos las importaciones de productos cárnicos de aves de corral tratados a una temperatura mínima de 70ºC en todo el producto, pues entienden que este tratamiento es eficaz para la inactivación del patógeno en cuestión.

De momento, y como medida de urgencia, el Comité Permanente de la Cadena Alimentaria de la UE acordó medidas de seguridad para minimizar el contacto de las aves migratorias con las especies destinadas a la producción de alimentos. En este sentido, se ha instado a los países de la UE a que aíslen las granjas avícolas mediante redes u otras técnicas, en potenciales zonas de riesgo de contagio de la gripe aviar a causa de la alta concentración de aves migratorias. La medida afectará a granjas al aire libre o en sitios cerrados y se aplicará en zonas que cada país de la UE defina de riesgo, por las características de las explotaciones o por la afluencia de aves migratorias.

Medidas de largo alcance

Por otro lado, y como la cuestión parece ser de mucho más alcance, la Comisión Europea mantuvo la semana pasada una reunión conjunta con expertos médicos y veterinarios para establecer un mecanismo de coordinación adecuado para combatir eficazmente el riesgo que la gripe aviar puede representar para la salud pública, uno de los temas más preocupantes.

En el encuentro participaron miembros del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, en sus siglas inglesas) y de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en sus siglas inglesas). De momento, entienden que las acciones deben ser diferenciadas, pero coordinadas, a fin de mejorar las medidas preventivas contra una posible pandemia en humanos. Sin embargo, el comisario europeo de Salud y Protección del Consumidor insistía en que un elemento fundamental para minimizar las posibles consecuencias, para el supuesto de que el riesgo se evidenciara mediante la mutación del virus de la gripe aviar, consistía en la mejora de la coordinación a nivel europeo y nacional.

De la misma forma, destacan la necesidad de colaborar estrechamente con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), en su calidad de organizaciones internacionales de referencia sobre la materia. Y es que las medidas a adoptar son de largo alcance, y no sólo deben adoptarse con respecto a los animales de granja o silvestres, sino también con respecto a otros productos derivados de éstos, el medio donde se crían y producen, las personas que visitan las zonas declaradas de riesgo, y aquellas que están en contacto directo con los animales (veterinarios y granjeros, entre otros).

Tampoco estaría de más pensar en hipotéticos escenarios, quizás los peores, para ir diseñando medidas legales más eficaces, que establecieran mecanismos de coordinación, cooperación, control y gestión con respecto a un riesgo que no sólo puede afectar a la UE, sino que puede llegar a tener alcance mundial, a fin de permitir actuaciones adecuadas a nivel local, para el supuesto de que se detectara un brote, pero que tuviera en cuenta la perspectiva internacional del riesgo, sus posibles vías de transmisión y la viabilidad de controlar adecuadamente las zonas de riesgo mediante una perspectiva integral del problema.

De la misma forma, la administración sanitaria debería disponer de los medios adecuados para trasladar, de forma inmediata, y a todos los ciudadanos, una información del riesgo que fuera acorde con la gravedad del mismo, y que fuera cuanto menos, veraz, clara, transparente y contrastada. Además de las medidas sanitarias, deben disponerse todas aquellas medidas económicas que fueran necesarias para llevar a cabo las referidas acciones.

Tampoco estaría de más crear un fondo de solidaridad con respecto a los terceros países más empobrecidos, que pudieran estar afectados por la pandemia, a fin de aportar medicamentos y medios para paliar la posible pandemia. Y cómo no, abrir la vía de la indemnización no sólo para aquellos granjeros afectados por la pérdida de sus explotaciones, sino también la de aquéllos que sufran cualquier consecuencia derivada, directa o indirectamente, por la gripe aviar.

De momento, y como primera medida eficaz, pero lenta, el legislador comunitario se ha lanzado a la modificación de una Directiva del año 1992 sobre medidas comunitarias para la lucha contra la influencia aviar altamente patógena, que es aplicable para el caso de que esta enfermedad se declare en aves de corral, y cuya transposición finalizaba el 1 de enero de 1993. De momento, el pasado 28 de septiembre de 2005 pasó el trámite del informe realizado por parte del Comité Económico y Social Europeo.

La revisión se realiza a la vista de los conocimientos cada vez mayores sobre los riesgos que para la salud humana entrañan los virus de influencia aviar. En este sentido, el Consejo considera que es necesario revisar y actualizar la legislación vigente para reflejar las novedades y experiencias que sobre la materia han ido apareciendo en los últimos años. Una legislación que ayudará a mejorar -según dicen- el control sobre la influencia aviar de baja patogenicidad (IABP) y sobre la influencia aviar altamente patógena (IAAP) en el futuro. Acciones que el legislador comunitario supone que beneficiarán directamente a la sanidad animal y también, indirectamente, a la salud pública.

MEDIDAS INTERNACIONALES

Img pollos5

Ni siquiera EEUU está preparado para una pandemia global de gripe, según destacó haces unos días The New York Times. Según el citado diario, y de acuerdo con un borrador de un informe federal al que hacen referencia, predice que en el peor de los casos podría provocar la muerte de 1,9 millones de estadounidenses y la hospitalización de 8,5 millones de personas, con costos que sobrepasarían los 450 mil millones de dólares.

El informe recomienda cuarentenas y restricciones de viaje, si bien admite que tales medidas probablemente no puedan retrasar la introducción de una enfermedad pandémica en EEUU. El informe también recomienda la producción doméstica de 600 millones de dosis de vacuna contra la gripe en seis meses, más de 10 veces la capacidad actual. Además, el plan establecido sugiere ciertas medidas que los gobiernos estatales y locales deben tomar ahora para prepararse para la pandemia. Entre estas medidas se encuentra la creación de instrumentos legales que permitieran el establecimiento de cuarentenas.

Lo que está claro es que desde EEUU se están poniendo las bases legales para una hipotética pandemia, y se han puesto ya las bases para coordinar una respuesta federal a tan seria advertencia. Y todo ello, aunque desde determinados ámbitos científicos se esté minimizando el problema y se hable de probabilidades escasas de que se desencadene una pandemia en un futuro inmediato. Lo cierto es que los gobernantes estadounidenses han decidido prepararse. De lo contrario, según dicen, sería una total irresponsabilidad.

Sin embargo, se han encontrado con ciertas reticencias por parte de la industria farmacéutica con respecto a las posibles responsabilidades que pudieran derivarse de posibles efectos secundarios de las vacunas en individuos sanos ante la recomendación de una vacunación masiva para contrarrestar una probable pandemia. Una de las razones que han llevado a determinados laboratorios farmacéuticos a abandonar la producción de vacunas; además de la poca rentabilidad, como la vacuna de la gripe, que deben ser reformuladas cada año. En tal sentido, se han propuesto medidas financieras para paliar esta situación.

Los miembros de los países que componen el Comité Veterinario Permanente del Cono Sur (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay) se van a reunir el próximo 19 de octubre en Montevideo para analizar, entre otras cuestiones, la amenaza de la gripe aviar detectada en Colombia, del tipo H9, aunque considerada no tan perjudicial para los seres humanos. Entre las acciones que han empezado a tomarse, aunque de forma temporal, están las de emergencia instada desde Bolivia, que supone el cierre de fronteras a los productos avícolas colombianos.

La medida va a afectar a todas aquellas personas que provienen de los países afectados con brotes de gripe aviar, a los que se les va a someter a un control sanitario riguroso, así como a los productos de origen avícola, para los que se han propuesto la realización de análisis de la influencia aviar. Medidas parecidas se han instaurado también en Ecuador por parte del Servicio de Sanidad Agropecuaria, instándose a las empresas que realizaron importaciones desde Colombia a efectuar un control sobre dichos productos a fin de evitar posibles brotes de gripe aviar en el país.

Bibliografía

NORMATIVA

  • Decisión de la Comisión de 10 de octubre de 2005, relativa a determinadas medidas de protección en relación con una sospecha de presencia de gripe aviar altamente patógena en Turquía. (DOUE de 12 de octubre de 2005, L. 267)
  • Decisión de la Comisión de 13 de octubre de 2005, relativa a determinadas medidas de protección en relación con una sospecha de presencia de gripe aviar altamente patógena en Rumanía. (DOUE de 14 de octubre de 2005, L. 269)
  • Propuesta de Directiva relativa a medidas comunitarias de lucha contra la influencia aviar. (COM (2005) 171 final).

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones