Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Navarra trabaja para producir carne de cordero con bajo contenido en grasa

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 4 febrero de 2004
Uno de los principales objetivos de este proyecto es modular la cantidad de grasa acumulada en el animal a través de la regulación de la adipogénesis o proceso por el que se deposita la grasa en las distintas parte del cuerpo. Los expertos tienen previsto así analizar el efecto de la vitamina A (retinol) y del ácido linoléico conjugado(CLA, en sus siglas inglesas), dos sustancias naturales que se encuentran en los vegetales, en la deposición de la grasa en el animal. Según los expertos, una de las hipótesis es que estas sustancias disminuyen la deposición de grasa, es decir, el desarrollo de los adipositos, pero se necesita saber qué concentraciones de estas sustancias son necesarias para obtener los resultados deseados.

Los estudios hechos hasta ahora han permitido descubrir además que la sustancia CLA es anti-cancerígena. Algunas investigaciones ya se centran en aumentar el contenido de este elemento en los alimentos de origen animal como la leche, asegura Arana Navarro, una de las responsables del estudio. La experta asegura además que "cuanta más hierba o forraje coman los animales, más CLA tendrá su leche y, por tanto, resultará más beneficiosa para las personas". En este sentido, Navarro reconoce que "administrar CLA en vivo a los corderos podría obtener un doble beneficio: además de reducir la cantidad de grasa, la grasa que tuvieran incorporaría en cantidad la sustancia anti-cancerígena".

Los expertos tienen previsto realizar el estudio in vitro mediante el cultivo celular, que permite investigar si las diferencias entre sexos, razas y depósitos grasos se deben a diferencias celulares intrínsecas o a factores externos. Actualmente, la raza Navarra (antes Rasa Aragonesa), se encuentra en la zona Media y en la Ribera de Navarra, y se dedica básicamente a la producción de corderos de tipo "ternasco", que se sacrifican a los 23-25 kilogramos de peso vivo y unos 3 meses de edad. Se sacrifican tan temprano para evitar un estado de engrasamiento excesivo, que no sólo encarece el proceso de engorde y cebo sino que frena la venta y consumo de las canales por presentar un alto contenido de grasa y un sabor intenso a ovino, informa Basque Research.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones