Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Nuevas normas regulan la situación productiva y sanitaria cunícola

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 28 junio de 2004
La nueva regulación de las explotaciones cunícolas, similar a la del porcino o apícola, permitirá mantener una evolución equilibrada en un sector que ha adquirido gran auge durante los últimos años, con un censo de 6.300 explotaciones que albergan a 16 millones de animales, según la Encuesta Nacional de Cunicultura. El Real Decreto incluye una clasificación zootécnica de las explotaciones atendiendo a las actividades a las que se dediquen, que permitirá en el futuro distinguirlas como explotaciones de selección, cuyo objetivo sea la cría de razas puras o híbridas para la reproducción.

Todo ello incluye programas de mejora genética, explotación de multiplicación, centros de inseminación artificial o explotaciones de producción subdivididas a su vez según se dediquen a la obtención de carne, piel o cría de animales de compañía. En cuanto a las condiciones mínimas para este tipo de explotaciones, se deberán incluir una serie de condiciones higiénico-sanitarias y cumplir unos requisitos específicos sobre construcción, instalaciones y ubicación, así como sobre identificación de animales y libros de registros, conforme a las condiciones contenidas en la nueva normativa. Así, las explotaciones cunícolas deberán tener un programa sanitario básico, supervisado por un veterinario autorizado, debiendo además contar con una calificación según su nivel sanitario.

En cuanto a las condiciones relativas a la construcción, instalación, y ubicación de las explotaciones, estas deberán, con carácter general, situarse en áreas cercadas, con una distancia mínima de 500 metros entre explotaciones, para las que se instalen con posterioridad a la entrada en vigor del nuevo Real Decreto, debiendo contar además con equipos de limpieza y desinfección de ruedas de vehículos y calzado de operarios y visitantes, y fosas o estercoleros impermeabilizados. Se pondrá también en marcha el sistema de identificación de los animales de la especie cunícola, a los que se distinguirá al alcanzar la condición de reproductores con una marca consistente en un crotal auricular o un tatuaje en la oreja, que permitirá identificar la explotación de la que proceden.

Cuando se trate, sin embargo, de animales no reproductores que vayan a ser transportados fuera de la explotación, deberán ir en jaulas selladas con una marca en el precinto que identifique la explotación de origen.El texto aprobado contempla igualmente la creación de un Registro general de explotaciones cunícolas, que quedará integrado en el Registro general de explotaciones ganaderas (REGA), y un libro de registro de explotación, que cada titular deberá tener actualizado con los datos de la explotación, su clasificación zootécnica, información sobre inspecciones y controles, así como datos sobre la entrada y salida de lotes de animales, incidencias de enfermedades infectocontagiosas y censos medios por categorías de animales.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones