Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Ciencia y tecnología de los alimentos

Patógenos en un chip

Un laboratorio portátil podrá detectar microorganismos como la salmonella en el mismo lugar donde se toma la muestra y con mayor rapidez que los sistemas convencionales

Microorganismos como Escherichia coli O157, del SARS o los responsables de la gripe aviar se han convertido en los últimos meses en algunos de los principales riesgos en seguridad alimentaria. Su impacto, que aumenta sobre todo con el comercio internacional de ganado, requiere la implantación de nuevos y mejores sistemas de detección. Los límites de los métodos analíticos convencionales, que requieren protocolos complejos y mucho tiempo, se enfrentan ahora con un laboratorio portátil más rápido y eficaz.

La aparición de nuevos patógenos y de nuevas variedades de algunos de ellos ha creado importantes amenazas en salud humana relacionadas con el consumo de alimentos contaminados. De este riesgo nace la necesidad de desarrollar métodos rápidos que puedan identificar, "in situ", enfermedades y fuentes de infecciones bacterianas. En ello trabaja un equipo de investigadores europeos, que funde sus esfuerzos en el proyecto OptoLabCard, del que forman parte instituciones y universidades de Alemania, Dinamarca, España, Austria, Polonia y Suecia.

Con el objetivo de proteger la salud y el bienestar de los consumidores europeos, los expertos de distintos países trabajarán, durante tres años, en el desarrollo de una forma simple y sencilla de detectar bacterias infecciosas en las granjas y en las plantas de procesado y distribución, algo que hasta ahora aún requiere un complejo sistema de toma de muestras y envío a los laboratorios correspondientes.

En 30 minutos

La tecnología con chips favorece cada vez más la detección de patógenos en alimentos de forma rápida y eficaz

Bacterias como la salmonella cada vez lo tienen más difícil para llegar a los consumidores. La razón es uno de los prototipos que existen ya para preparar muestras y realizar pruebas de ADN para detectarlas a través de un chip portátil. Algunas de las principales ventajas radican en que los resultados pueden obtenerse en apenas medida hora, frente a las horas e incluso días de muchos de los sistemas actuales, y en la posibilidad de tomar la muestra sin tener que desplazarse.

El objetivo es abrir la puerta a futuros sistemas de miniaturización analítica que sean capaces de examinar, rápidamente, posibles fuentes de contaminación por patógenos. Según los responsables del estudio, el proyecto dotará a la herramienta de componentes ópticos y canales de fluidos en un espacio muy reducido, lo que le conferirá una plataforma comparable a los sensores, con capacidad para ser utilizados en múltiples usos.

Lo que ha permitido desarrollar sistemas de análisis portátiles ha sido, aseguran los expertos, la tecnología de sistemas microelectromecánicos (SMEM). El sistema consta, a grandes rasgos, de dos partes diferenciadas. Por un lado, una base portátil y, por otro, lo que los expertos denominan "labcard", que permite efectuar una reacción en cadena de la polimerasa en tiempo real. Esta parte es la que está formada por componentes desechables. La tecnología con chips ya daba, a finales de 2007, con una técnica capaz de detectar en alimentos la presencia de aminas biógenas, sustancias con posibles efectos en salud humana y capaces de alterar las características organolépticas de los alimentos, especialmente vinos y quesos. La técnica, denominada "lab-on-a-chip", incorpora chips con funciones más precisas que los biosensores.

En seguridad alimentaria, este sistema es capaz de detectar patógenos como la salmonella y campylobacter y contaminantes en fuentes de agua. Fuera de este ámbito específico, las particularidades de este sistema favorecen su aplicación para detectar otras enfermedades infecciosas en humanos como la gripe, la tuberculosis o la hepatitits.

Protección con frío

La amenaza que suponen patógenos como la listeria o la Escherichia coli en alimentos como frutas y verduras frescas ha llevado a un grupo de expertos estadounidenses a probar un nuevo tratamiento, hasta el momento en fase experimental, que utiliza el plasma frío como agente antimicrobiano. Según ha publicado la revista "Journal of Food Protection", para generar el plasma frío los expertos han introducido electricidad en un gas. En pruebas realizadas con manzanas de la variedad "Golden delicious" expuestas a varios patógenos microbianos, la aplicación con plasma frío permitía una reducción significativa de estos sin alterar las manzanas. El objetivo es ahora extender el sistema a otros productos agrícolas.

Cada vez más seguros


La inocuidad de los alimentos es un reto que se plantean los responsables sanitarios internacionales. Que se cumpla implica proteger la salud pública y, para ello, se instauran actividades y acciones encaminadas a controlar toda la cadena alimentaria, desde los primeros pasos de la producción a la venta. Uno de los últimos proyectos que se han puesto en marcha en el ámbito internacional es el «Proyecto conjunto para Actualizar y Consolidar Principios y Métodos para la Evaluación de Riesgos de Productos Químicos en los alimentos», iniciado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

El programa se ha centrado fundamentalmente en fijar criterios para la higiene ambiental y principios para evaluar los riesgos toxicológicos de los residuos de pesticidas en alimentos. También establece condiciones para la presencia de restos de medicamentos veterinarios en productos de origen animal. El objetivo de todos estos análisis es desarrollar una guía que sirva para establecer buenas prácticas para el uso de estas sustancias y, en consecuencia, para reducir su posibles efectos en salud humana a través de la ingesta de alimentos.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto