Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Plan europeo contra la obesidad

La medida comunitaria prevé poner freno a la obesidad, que afecta ya a 14 millones de personas en la UE

Dentro de las estrategias comunitarias previstas para actuar sobre los principales factores de riesgo para la salud, como una nutrición inadecuada y la obesidad, la Comisión Europea acaba de invitar a instituciones de los Estados miembro a presentar propuestas para reducir su impacto negativo. las propuestas se incluirán en el Libro Verde que elabora la UE antes del 15 de marzo de 2006. La esencia de esta medida es obtener soluciones concretas con las que se puedan elaborar políticas en el ámbito de la salud y la protección de los consumidores.

Actualmente, conseguir y mantener un peso adecuado parece que se ha convertido en una tarea difícil, problema que se debe sobre todo al cambio de tendencia en los hábitos alimentarios y del tipo de vida, un estilo que parece menospreciar la importancia de realizar ejercicio físico y de mantener una dieta adecuada. La presencia cada vez más generalizada de alimentos excesivamente calóricos, con escasos elementos nutritivos, y la falta de ejercicio físico son los principales culpables del aumento de la obesidad, que constituye, hoy por hoy, uno de los problemas sanitarios más graves, no sólo en la Unión Europea, sino en todo el mundo.

Según diversas estimaciones, en la UE hay unos 14 millones de obesos, de los cuales tres millones son niños. Enfermedades cardiovasculares, la diabetes de tipo 2 y determinadas formas de cáncer están relacionadas con la obesidad y representan el 7% de los gastos de salud pública de la UE, cifra que el Ejecutivo comunitario asegura que seguirá aumentando. En algunas zonas de la UE, cerca del 27% de los hombres y un 38% de las mujeres superan su peso normal; además, cada año se diagnostican unos 400.000 niños obesos. En países como España, Portugal e Italia, un 30% de la población infantil de entre 7 y 11 años tiene sobrepeso.

Asumir los retos para acabar con esta tendencia es el objetivo del Programa de acción en el ámbito de la salud pública (2003-2008), que incluye el recientemente presentado Libro Verde, una iniciativa que adopta la forma de consulta destinada a obtener opiniones y fomentar el debate sobre las medidas más eficaces para fomentar una alimentación sana y la práctica de ejercicio físico.

Freno a la obesidad

Grecia es el país con los índices de obesidad más elevados, donde afecta a un 78,6% de los hombres y a un 74,7% de mujeres ¿Qué medidas comunitarias y nacionales podrían mejorar el atractivo de frutas y hortalizas? ¿Cómo contribuye el programa a sensibilizar a los responsables políticos y profesionales de la salud sobre el potencial de los hábitos alimentarios y la actividad física en la reducción del riesgo de enfermedades crónicas? En materia de alimentación y actividad física, ¿qué mensajes clave deben transmitirse a lo consumidores?, ¿quién debe transmitirlos y cómo? Estas son algunas de las líneas en las que deberían ir enfocadas las contribuciones del Libro Verde.

Las informaciones que se obtengan deberán permitir «dar una dimensión europea a la lucha contra la obesidad» y reforzar las medidas y acciones, no sólo en el ámbito comunitario sino también a escala nacional. Para Markos Kyprianou, comisario de Sanidad, el aumento de la obesidad requiere soluciones como el presentado reciente «enfoque coordinado», en el que participarán médicos, organizaciones de salud e industria alimentaria.

Dentro de esta iniciativa, cobra especial importancia el papel que debe desempeñar la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en sus siglas inglesas). Su asesoramiento científico debe ayudar, por ejemplo, para conocer el consumo recomendado de nutrientes o los efectos de la alimentación en la salud. Una de las tareas que ya se le han encomendado a la agencia es la revisión de las orientaciones sobre aporte energético, macronutrientes y fibras alimentarias. En este sentido, la EFSA tiene previsto además formular recomendaciones sobre las ingestas de referencia de micronutrientes en los regímenes alimentarios y sobre otras sustancias de valor nutricional o fisiológico indispensables para una alimentación equilibrada.

Dentro de las medidas comunitarias iniciadas se encuentra el requerimiento hecho a las grandes industrias alimentarias para limitar la publicidad, especialmente la dirigida a la población infantil, de sus productos con mayor contenido de azúcar y grasas. Países como España y Francia trabajan en colaboración con la industria para reducir los contenidos calóricos, dulces y salados de los productos.

El coste de la obesidad

Independientemente de los efectos que tiene la obesidad sobre la salud humana, los problemas económicos que se derivan de ella, como consecuencia de los tratamientos sanitarios, van aumentando en consonancia con el aumento de casos. En Irlanda, por ejemplo, el coste del tratamiento de la obesidad ascendió, en 2002, a unos 70 millones de euros. En EEUU, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en sus siglas inglesas) evaluó el coste de la asistencia sanitaria atribuible a la obesidad en 75.000 millones de dólares.

Según un informe realizado por el Instituto neerlandés de salud pública y medio ambiente (RIVM, en sus siglas inglesas), basado en la relación entre régimen alimenticio inadaptado y el deterioro de la salud, una ingesta excesiva de grasas «nocivas», como las grasas saturadas y los ácidos grasos trans, aumentan un 25% la probabilidad de padecer una enfermedad cardiovascular, mientras que comer pescado una o dos veces por semana reduce el riesgo en un 25%. El mismo informe confirma que, en los Países Bajos, un total de «38.000 casos anuales de enfermedades cardiovasculares entre adultos a partir de los 20 años están relacionados con una dieta inadecuada».

GUÍA CONTRA LA OBESIDAD


La obesidad y el sobrepeso, calificadas como epidemia, cuentan en España con distintas medidas para su control. Una de ellas, que se enmarca dentro de la estrategia NAOS impulsada por el Ministerio de Sanidad y Consumo, es el manual La alimentación de tus niños. Nutrición saludable de la infancia a la adolescencia, de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria. En este manual, los expertos destacan la importancia de combatir la enfermedad en los primeros años de vida.

En España, el 26% de los niños y adolescentes tienen sobrepeso y el 14% son obesos, cifras que de seguir la tendencia actual podrían aumentar si no se toman las medidas adecuadas. Evitar el «picoteo», llevar una dieta variada, variar las formas de preparación de las comidas o potenciar el consumo de frutos y hortalizas son algunas de las guías para mejorar la dieta de la población infantil, sometida cada vez más a intensos cambios.

Un estudio realizado por expertos de la Universidad John Hopkins de Baltimore (EEUU), presentado recientemente, señala que para el año 2020 la cifra de obesos en el mundo podría llegar a los 2.000 de personas, de las cuales 80 millones tendrán diabetes. Según Benjamín Caballero, miembro asesor de la Organización Mundial de la Salud para las estrategias contra la obesidad, el problema del sobrepeso «afecta a unos 1.100 millones de personas en todo el mundo».

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto