Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Normativa legal

Presente y futuro del sector alimentario

Alimentaria 2006 ha presentado las principales novedades en alimentación y se configura como una de las más importantes plataformas de nuevos productos

img_alimentaria_2006p

El análisis de los hábitos de consumo, los riesgos alimentarios y la exploración de nuevos mercados han sido algunos de los aspectos más relevantes tratados, del 6 al 10 de marzo, en Alimentaria 2006, en Barcelona. Los organismos oficiales han aprovechado el certamen para presentar algunos estudios sobre consumo alimentario y dieta total, así como para anunciar nuevas normas que mejoran la exportación de ciertos alimentos.

El mundo de la alimentación se ha dado cita en la edición de Alimentaria de este año en Barcelona con la presencia de unas 5.000 empresas procedentes de 70 países. Según los organizadores, el 85% de la industria de la alimentación española ha estado presente en la feria internacional. Y es que el Salón Internacional de la Alimentación y las Bebidas ostenta ya la segunda posición internacional en el ranking ferial del sector. En muchos casos, no sólo se trata de vender sus productos, sino de compartir experiencias, conocer nuevos riesgos, descubrir nuevas técnicas, aprender vías para introducir productos en mercados desconocidos o adentrarse en el marco integral de los productos alimentarios.

Como valor diferencial, este año se han impulsado diversas actividades congresuales y científicas que construyen el futuro alimentario, como el VI Foro Internacional de la Alimentación, centro de investigación y debate sobre la actualidad de la industria y el comercio agroalimentario que ha analizado la influencia de los modos de vida en la alimentación y la salud; el VI Congreso de la Dieta Mediterránea, que ha presentado las bondades de este concepto alimenticio e Innoval, salón interdisciplinar para la presentación de nuevos productos que refleja el I+D+I de la industria alimentaria española y sus próximos lanzamientos.

Además, se ha celebrado el Proyecto América Latina, que persigue favorecer el intercambio entre las diferentes instituciones y empresas de España y las de los sectores agroalimentarios de América Latina; el Proyecto Países de la Ampliación, atento a la apertura de nuevos mercados, y favorecedor del intercambio y establecimiento de oportunidades de negocio en los países del Centro y Este de Europa; el Proyecto Asia, que facilita a las empresas españolas el conocimiento de las peculiaridades y las oportunidades de negocio de tres los cuatro mercados más importantes del mundo: India, China y Japón; y, por último, Proyecto Mercados Municipales, en reconocimiento del dinamismo y rol social que desempeñan los mercados municipales en el contexto de la distribución alimentaria.

El consumo de productos ecológicos

El consumidor español califica de insuficiente la información que tiene de los alimentos ecológicos El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación español ha presentado durante el Salón Internacional los resultados del estudio «El consumo de productos ecológicos», del Observatorio del Consumo y la Distribución Agroalimentaria, del que se desprende que, a pesar de que el conocimiento de los productos ecológicos es muy elevado, y son considerados como totalmente naturales, sin aditivos químicos ni conservantes, producidos sin pesticidas ni plaguicidas y con mejor sabor que los productos tradicionales, tienen como desventaja un coste muy elevado y un aspecto menos atractivo en casos como las frutas y las hortalizas.

Por otro lado, se detectan dificultades a la hora de adquirir los alimentos ecológicos ya que más de la mitad de los entrevistados no los encuentra en su establecimiento habitual de compra, siendo el supermercado el canal donde se localizan más fácilmente. Las frutas, las verduras, los huevos y las carnes son los productos que se adquieren con mayor facilidad, y su consumo viene justificado por tres motivos: se consideran productos más saludables, con un mejor sabor y una mayor calidad. El consumo más elevado se produce, según la encuesta realizada, en Baleares y, donde menos, en Cantabria, siendo el perfil del consumidor con mayor índice de consumo los que se encuentra con edades comprendidas entre los 46 y los 55 años.

Un perfil de consumidor que no coincide con el que dibujan los profesionales de la distribución, que se caracteriza por ser mujer, con edad comprendida entre los 25 y 45 años, con un nivel adquisitivo medio-alto y una elevada preocupación por la salud. La mayoría de los distribuidores están convencidos de que en los próximos años estos productos tenderán a desarrollarse, y destacan que el principal problema que tienen a la hora de ofrecerlos es el precio, que consideran excesivamente elevados, alcanzando en algunos casos un sobre-precio de entre un 20% y un 40%. Los profesionales coinciden con los consumidores en que la información ofrecida en los etiquetados de los productos ecológicos no es suficiente, y que falta información sobre las propiedades beneficiosas para la salud de estos productos así como de las características generales del producto.

El etiquetado, la presentación y la publicidad de estos productos parece ser una asignatura pendiente, pues el consumidor califica de insuficiente la información que tiene de los alimentos ecológicos. En este sentido, echa en falta mayores explicaciones sobre el tratamiento de los productos, elementos que contiene y beneficios que aporta. Por otro lado, existe dificultad para asociar los productos ecológicos con algún logotipo o sello, que se ve incrementada por la existencia de diferentes etiquetados según la Comunidad Autónoma de donde proceda el producto. Según los encuestados, la única publicidad que han visto sobre alimentos ecológicos la han recibido de algunos folletos y reportajes en prensa, y echan en falta campañas promovidas por organismos oficiales.

No cabe duda de que el sector de productos ecológicos está dando los primeros pasos para su desarrollo, y cuenta con un enorme potencial de crecimiento, aunque con una discreta (uno de los salones con menor presencia en ocupación de superficie), pero destacada presencia en Alimentaria. Tanto los operadores como la distribución moderna permanecen atentos al incremento del consumo de este tipo de productos, que cuenta en la actualidad con 733.200 hectáreas y 17.688 empresas productoras. España es, junto a Italia, uno de los principales países en Europa en producción ecológica y octavo en el ámbito mundial, siendo los cultivos ecológicos más frecuentes los de cereales, leguminosas y el olivar, con el 28 % cada uno.

Contaminantes químicos, estudio de dieta total

La Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria ha presentado en Alimentaria un completo estudio sobre contaminantes químicos en alimentación en el marco de lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera estudios de dieta total, como principales fuentes de información cuantitativa sobre la presencia de diferentes contaminantes químicos y nutrientes en la dieta. De sus resultados pueden derivarse acciones para garantizar globalmente la seguridad respecto a ciertos peligros químicos, posibles intervenciones respecto a la gestión del riesgo alimentario y decisiones firmes sobre a regulación de las sustancias químicas y la seguridad de los alimentos.

El estudio tiene la intención de evaluar el posible riesgo para la salud humana de la presencia de contaminantes químicos en los alimentos, y sus objetivos eran conocer los niveles de contaminantes de los alimentos consumidos en Cataluña, estimar la ingesta dietética de contaminantes estudiados por la población catalana e identificar posibles poblaciones de riesgo, detectar para cada contaminante los alimentos que tienen más significación en la dieta, evaluar el riesgo de las ingestas diarias estimadas, comparar los resultados obtenidos con otros estudios realizados y disponer de información que permita hacer un seguimiento de los niveles de contaminación de los alimentos y detectar posibles contaminaciones accidentales que requieran la adopción de medidas de gestión del riesgo.

Los análisis realizados sobre muestras de alimentos han facilitado información sobre el nivel de contaminación de éstos, dando a conocer los alimentos que presentan un mayor grado de contaminación y verificar el cumplimiento de los límites máximos cuando están fijados normativamente. En este sentido, los resultados han permitido observar cuáles son los grupos de alimentos que contribuyen de una manera más significativa a la ingesta de contaminantes a través de la dieta, lo que permite identificar grupos de población especialmente expuestos dados sus hábitos alimenticios.

En su evaluación global el estudio establece que en el conjunto de los alimentos analizados los contaminantes orgánicos persistentes se encuentran en concentraciones más elevadas en el grupo de pescados y marisco, siendo más elevadas en las especies con mayor proporción de grasa, seguidos de los aceites y grasas y de los productos lácticos. También es el grupo de pescados y marisco el que hace una aportación más importante de contaminantes orgánicos persistentes (COP) a la dieta. Por otro lado, los alimentos que presentan mayores concentraciones de hexaclorobenceno (HCB) son los productos lácticos seguidos del pescado. Los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) se encuentran en concentraciones más elevadas en el grupo de los cereales y las grasas, siendo los cereales los que hacen una mayor contribución a la ingesta diaria de HAP. En cuanto a los metales, los alimentos con mayor contenido son pescados y marisco, seguido de las grasas y los cereales. Del estudio se concluye que la ingesta estimada para un hombre adulto de todos los contaminantes estudiados que tienen niveles de seguridad establecidos se halla dentro de los límites tolerables.

En el caso de los niños, el principal grupo de riesgo y el más vulnerable a la exposición de contaminantes, si bien realizan la ingesta relativa de contaminantes en función de su peso corporal es superior a la de los adultos, no se superan los niveles de seguridad establecidos excepto para la ingesta de dioxinas y PCB, aunque se considera, atendiendo a estudios recientes, con respecto a estos compuestos, que la absorción en niños es inferior a la de los adultos y que en los primeros son metabolizados y eliminados del organismo en un tiempo muy inferior al de los adultos. En lo que concierne al metilmercurio, el estudio revela que la ingesta que hacen los niños de acuerdo con los datos de la dieta de la población estudiada, se encuentra dentro del valor de seguridad establecido.

ACCESO A PRODUCTOS GANADEROS

Img nutricionanimal

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) presentó, el pasado 6 de marzo, su Plan de Medidas para la mejora del acceso de los productos ganaderos a los mercados exteriores. Aunque se considera que la expansión y desarrollo de las exportaciones españolas de productos de origen animal es relativamente reciente (las de porcino se inician en 1989), en pocos años se ha pasado de exportaciones prácticamente esporádicas a una situación en la que el nivel de producción supera con mucho el consumo interno.

Sin embargo, las autoridades son conscientes de que el mercado exterior (el que va más allá de la UE) tiene ciertas dificultades, y se ve condicionado por las exigencias y requisitos que cada potencial mercado establece, siendo el más sensible a los avatares del escenario internacional por distintas consideraciones sanitarias o por guerras comerciales, entre otros factores. El Plan que ahora se presenta tiene como objetivo, y con un horizonte puesto a finales del 2006, consolidar y potenciar las exportaciones, con la apertura de nuevos mercados; incrementar la coordinación entre las Administraciones implicadas y optimizar los recursos disponibles; actualizar el procedimiento de registro y autorización de empresas exportadoras; y adaptar y modernizar el modelo de gestión administrativa de la exportación.

En este sentido, el MAPA ha anunciado que ya se ha abordado el diseño de un nuevo procedimiento para obtener el certificado veterinario de exportación relativo a todas aquellas cuestiones sanitarias (sanidad animal y salud pública) relevantes sobre el animal o producto a exportar, y cuya solicitud y obtención es considerado hasta la fecha como altamente complejo debido a la gran cantidad de certificaciones y documentación de toda índole que es necesaria para poder emitir este certificado.

El nuevo procedimiento será, próximamente, objeto de una normativa específica, y está basado en los nuevos y exigentes sistemas de trazabilidad que deben mantener las empresas suministradoras de productos de origen animal, y en los sistemas de identificación y registro de los animales y en las bases de datos que los soportan. Así se hará posible que el inspector veterinario que debe actuar en la frontera conozca todos los datos relevantes para la realización de su tarea y la emisión del imprescindible “certificado veterinario de exportación” sin que otros certificados oficiales o trámites administrativos previos sean necesarios.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones