Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Normativa legal

Protección legal frente a la gripe aviar

Las nuevas condiciones legislativas de la UE de prevención de la gripe aviar obligan a establecer una zona de control y una de seguimiento allí donde se haya confirmado la enfermedad

img_pollop 9

El legislador comunitario ha declarado recientemente que la gripe aviar es una enfermedad vírica infecciosa de las aves de corral y otras aves, causa de mortalidad y de trastornos. La consideración legislativa mantiene que la enfermedad puede alcanzar rápidamente unas proporciones de epizootia y, en consecuencia, puede suponer una grave amenaza para la sanidad animal y la salud pública. Además, podría reducir drásticamente la rentabilidad de la avicultura.

Para paliar los efectos que la gripe aviar pueda tener, tanto las autoridades competentes de la UE como de los diferentes Estados miembros han dictado en los últimos años un sinfín de normas legales de marcado carácter preventivo, sin olvidar la necesidad de actuar específicamente en las zonas en las que la enfermedad se había confirmado o existían serias sospechas de su presencia.

Los últimos conocimientos científicos sobre los riesgos que la gripe aviar presenta para la sanidad animal y la salud pública han obligado a revisar las medidas comunitarias y nacionales establecidas durante los últimos años, especialmente tras las pruebas de laboratorio y vacunas de las que se dispone, y teniendo en cuenta la experiencia adquirida durante los últimos brotes tanto en la UE como en terceros países. Hay que tener en cuenta que muchas de las medidas adoptadas han tenido, y tienen, un carácter meramente transitorio, a la espera de la entrada en vigor de normas generales que cuentan con medidas pretendidamente permanentes.

En modo alguno ha desaparecido el riesgo de que el agente de la gripe aviar altamente patógena (GAAP), especialmente el subtipo vírico H5N1, se propague de las aves silvestres a las aves domésticas, en particular a las aves de corral, y de que pase de un Estado miembro a otros y a terceros países a través del comercio internacional de aves vivas o sus productos.

Una nueva Decisión

Los ajustes de la normativa comunitaria relativa a la gripe aviar se aplican sobre la base de una evaluación del riesgoEl pasado 15 de agosto de 2006, el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) publicaba la Decisión de 11 de agosto de 2006, sobre determinadas medidas de protección en relación con la gripe aviar altamente patógena del subtipo H5N1 en aves silvestres dentro de la Comunidad. La preocupación de las autoridades comunitarias por este subtipo del virus de la gripe aviar, la cepa H5N1, ha sido una constante desde su aparición en el Sudeste Asiático en diciembre de 2003, dado su carácter virulento. Por este motivo se adoptaron varias normas, en forma de Decisión comunitaria, para evitar la introducción de esta enfermedad en la Comunidad desde terceros países y que, sin duda, se vieron reforzadas y ampliadas tras la confirmación en diversos Estados miembros de la gripe aviar causada por la temida cepa.

Las medidas adoptadas han tenido, hasta la fecha, una perspectiva integral del problema y de los riesgos que del mismo pudieran derivarse. En este sentido, las últimas Decisiones adoptadas en junio y julio de 2006 han tenido como finalidad impedir, por un lado, la propagación de la gripe aviar altamente patógena causada por el virus A de subtipo H5N1 en las aves de corral y otras aves cautivas de la Comunidad. Por otro lado, las decisiones han contemplado también las aves que se encuentran en los parques zoológicos y en los organismos, institutos o centros oficialmente autorizados de los Estados miembros.

A pesar de todo, todos estas medidas han sido transitorias, y han requerido una actuación legal ante la situación actual de la gripe aviar a la espera de la adaptación al ordenamiento jurídico de cada uno de los Estados miembros de la Directiva 2005/94/CE, relativa a medidas comunitarias de lucha contra la enfermedad, que debe completarse en 2007. Las medidas transitorias deben permitir a los Estados miembros adoptar medidas de control de la enfermedad de modo proporcionado y flexible, teniendo en cuenta los diferentes niveles de riesgo que plantean las distintas cepas víricas y las posibles repercusiones sociales y económicas para el sector agrícola y otros sectores afectados. Además, deben velar porque las medidas que se tomen para cada situación sean las más apropiadas.

Medidas más ajustadas

La nueva Decisión permite ajustes -atendiendo a la experiencia adquirida con la aplicación de la anterior Decisión sobre la materia, ahora derogada- para el establecimiento de las zonas restringidas y para determinadas restricciones de los desplazamientos de aves de corral vivas o productos derivados. Estos ajustes se aplican sobre la base de una evaluación del riesgo efectuada por la autoridad competente teniendo en cuenta el nivel de riesgo.

De esta forma, y en torno al lugar donde se haya detectado la GAAP del subtipo H5 en aves silvestres, debe establecerse una zona de control y una zona de seguimiento, que se limitan a lo que resulte necesario para evitar la introducción del virus en las manadas de aves de corral comerciales y no comerciales. Por lo que respecta a las medidas de bioseguridad, la norma en cuestión considera que deben ser tenidas en cuenta en las zonas de control y de seguimiento, con independencia de la situación de riesgo concreta de la zona en la que se sospeche o se haya confirmado la presencia de gripe aviar altamente patógena en aves silvestres. En este sentido, considera conveniente restringir la salida, en particular, de aves de corral y otras aves cautivas vivas, pollitos de un día, huevos para incubar y productos de origen aviar de las zonas de control y seguimiento establecidas. Además, debe permitir únicamente el envío bajo control oficial desde estas zonas previamente autorizadas, bajo unas condiciones determinadas para evitar la posible propagación de la enfermedad.

La Decisión permite el transporte de huevos para incubar procedentes de la zona de control en determinadas condiciones legales, así como el envío de carne, carne picada, preparados de carne y productos cárnicos derivados de aves de corral y de caza de pluma de cría. Todo ello siempre que se cumplan los requisitos establecidos en las normas reglamentarias de higiene y de control oficial de los alimentos, y hayan estado sujetos a controles veterinarios oficiales que incluyan la inspección ante mortem y post mortem.

Por otro lado, la Decisión no va limitar el envío a otros Estados miembros o a terceros países desde la zona de control de carne derivada de aves de corral y de caza de pluma de cría que lleve la marca sanitaria, que asegure que la carne procedente de zonas restringidas es inocua tras determinados tratamientos consistentes en desactivar el virus de la gripe aviar.

ZONAS DE CONTROL Y DE SEGUIMIENTO

Img aves2

La nueva norma establece que el Estado miembro afectado establecerá, alrededor de la zona en la que se haya confirmado la presencia de la enfermedad en aves silvestres y se sospeche o se haya confirmado la presencia del tipo N1 de la neuraminidasa, dos zonas diferenciadas:

  • Una zona de control con un radio mínimo de tres kilómetros.
  • Una zona de seguimiento con un radio mínimo inicial de diez kilómetros que englobe la zona de protección.

Para establecer estas zonas, las autoridades competentes deberán tener en cuenta factores geográficos, administrativos, ecológicos y epizootiológicos relacionados con les especies de aves silvestres, las características de los virus y las instalaciones de seguimiento. Una vez fijadas, el Estado miembro afectado deberá notificar a la Comisión y a los demás Estados miembros los datos relativos a todas las zonas de control y de seguimiento e informará convenientemente al público sobre las medidas tomadas.

Sin embargo, la Decisión comentada permite excepciones bajo condiciones específicas. Así, se establece que el Estado miembro afectado podrá prescindir de establecer zonas de control y de seguimiento basándose en los resultados favorables de una evaluación del riesgo que realizará la autoridad competente. Se tendrán en cuenta los aspectos geográficos y la ecología de las especies infectadas, y llevará a la autoridad competente a la conclusión de que la GAAP H5N1 no está presente en aves de corral ni otras aves cautivas o aves silvestres de la zona, o de que el ave silvestre infectada no presenta un riesgo de propagación del virus a las aves de corral ni a otras aves cautivas o aves silvestres de la localidad.

En tales circunstancias, la norma establece que la autoridad competente intentará, cuando sea necesario y en colaboración con las autoridades competentes de otros Estados miembros o terceros países, determinar, con ayuda de expertos ornitológicos, si las aves silvestres son residentes o migratorias, de modo que pueda evaluarse si la GAAP H5N1 está presente en las aves silvestres de otras zonas bajo su jurisdicción.

Bibliografía

NORMATIVA

  • Decisión de la Comisión de 11 de agosto de 2006, sobre determinadas medidas de protección en relación con la gripe aviar altamente patógena del subtipo H5N1 en aves silvestres dentro de la Comunidad y por la que se deroga la Decisión 2006/115/CE. (DOUE, L 222, de 15 de agosto de 2006).

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones