Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Sanidad estudia la reclamación a la empresa SADA de los costes sanitarios provocados por los pollos asados

Sanidad tiene previsto además proponer la revisión del sistema de notificación de enfermedades de declaración obligatoria para establecer la inclusión de la salmonelosis en esta lista

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 21 septiembre de 2005

En su comparecencia de esta mañana, Félix Lobo ha expuesto todos los datos relativos a la salmonelosis provocada por el consumo de pollos SADA y también se ha referido a las líneas estratégicas de actuación que seguirá la Agencia en los próximos meses. En sus palabras, ha querido incidir en la necesidad de que se “concite el máximo consenso de todos los grupos parlamentarios en esta materia, para conseguir cotas más altas de salud para los ciudadanos”. Como ha explicado, el objetivo fundamental en seguridad alimentaria debe ser, como ha sido hasta el momento, “conseguir que los ciudadanos confíen en los productos que consumen”.

La novedad del caso registrado este verano ha sido la extensión geográfica de los afectados, ya que se trataba de un producto de distribución masiva. En total, según los datos remitidos a la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, han sido 2.883 personas las afectadas en todas las Comunidades Autónomas, salvo Canarias y la Ciudad Autónoma de Melilla. Las regiones con mayor número de casos han sido, por este orden, Comunidad Valenciana, Andalucía, Murcia, Castilla-La Mancha y Cataluña.

El Presidente de la AESA ha recordado que la empresa SADA incurrió en “una falta muy grave”. La contaminación se produjo durante el proceso de producción en la propia fábrica de SADA en Lominchar (Toledo). El Grupo SADA modificó estructuras de la línea de producción y no avisó de dichos cambios a los servicios oficiales de Salud Pública de Castilla-La Mancha, como es pertinente en esos casos.

En concreto, SADA cometió varias irregularidades: el jugo procedente del asado de los pollos se contaminó con salmonella tras almacenarlo a temperatura ambiente y fallar el ulterior tratamiento térmico. Posteriormente, ese jugo se dosificó a través de un tubo de acero inoxidable que había sido modificado sin comunicarlo a los servicios de inspección y en el que había quedado una pequeña prolongación ciega, donde se mantuvo el foco de contaminación. Así, cada vez que se dosificaba el jugo a los pollos después de haber sido asados, estos se contaminaban con salmonella.

Seguridad alimentaria

Durante su intervención, el presidente de la AESA ha explicado las nuevas líneas estratégicas que desarrollará la Agencia con el objetivo de consolidar a España entre los países a la cabeza de Europa en seguridad alimentaria. Como ha explicado, durante los últimos meses se ha trabajado de forma intensa, un trabajo que se quiere redoblar en beneficio de todos los ciudadanos. Félix Lobo ha recordado la importancia que el sector de alimentación tiene en nuestra economía (representa en torno a un 15% del PIB y emplea aproximadamente a 400.000 personas), lo que evidencia la necesidad de trabajar coordinadamente en este sector.

Para ello se reforzará la coordinación con todos los actores implicados en el tema: Administración General del Estado, CC.AA., industria, organizaciones de defensa de los consumidores, administración local y medios de comunicación, entre otros.

Una de las medidas más importantes será la puesta en marcha de un Plan Nacional Avanzado de Inspección de Alimentos con la participación de todas las administraciones y de los sectores productores primario, industrial, de distribución y restauración, con el objetivo de reforzar y consolidad la labor de inspección y auditoría que realizan actualmente las Comunidades Autónomas a las empresas del sector, dando un nuevo impulso a estas importantes tareas.

El objetivo es que la AESA coordine y estimule el trabajo que llevan a cabo las autonomías, potenciando también los planes de formación de inspectores, aumentando el apoyo que se presta a los ayuntamientos y mejorando los sistemas de supervisión y de asistencia técnica a las empresas.
Además, la AESA propondrá la mejora de la legislación y las actuaciones administrativas de Comunidades Autónomas, municipios y Administración General del Estado en materia sancionatoria.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones