Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Sanidad retira la recomendación de no consumir aceite de girasol

Las partidas contaminadas procedentes de Ucrania están controladas y fuera del mercado

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 28 abril de 2008
El Ministerio de Sanidad y Consumo retiró a última hora de ayer la recomendación de evitar el consumo de aceite de girasol. En un comunicado, señaló que «todo el aceite de girasol que estará a la venta mañana (por hoy) en los establecimientos de distribución no procede de Ucrania», lugar de origen de las partidas contaminadas.

«Las autoridades sanitarias y los responsables del sector han concluido satisfactoriamente el proceso de recogida y reposición de producto seguro en la cadena de distribución», afirma el Ministerio que dirige Bernat Soria, quien hoy dará una rueda de prensa sobre el proceso que ha puesto fin a la alerta alimentaria emitida el viernes y desvelará el nombre de las marcas afectadas. Soria también comparecerá en el Congreso a petición propia para explicar cómo ha gestionado su departamento el caso.

El viernes pasado, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), dependiente del Ministerio de Sanidad, desaconsejó a los ciudadanos el consumo de aceite de girasol tras detectar partidas importadas de Ucrania contaminadas con hidrocarburos. Por lo visto, este aceite no fue refinado.

El Ministerio insistió en que la gran mayoría del aceite potencialmente contaminado estaba fuera de la cadena alimentaria o en fase de retirada antes de su comercialización

Aunque se constató que parte de la mercancía importada no estaba contaminada, por el principio de precaución, Sanidad trató todo el producto como sospechoso hasta que tuviera «la absoluta certeza» de qué cargamentos estaban libres de hidrocarburos.

La AESAN se reunió con asociaciones de pequeños establecimientos y grandes superficies comerciales y con la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) para garantizar que no salía al mercado aceite sospechoso y para conocer las marcas que podrían estar afectadas.

El Ministerio insistió que la gran mayoría del aceite potencialmente contaminado estaba fuera de la cadena alimentaria o en fase de retirada antes de su comercialización. Pese a ello, aconsejó a la gente que no consumiera este producto hasta conocerse las marcas afectadas.

Confirmación de la UE

La Comisión Europea confirmó la existencia del aceite de Ucrania en Francia, Italia, Holanda, Reino Unido y España. Según los análisis efectuados, el riesgo ante su consumo se sitúa en el nivel más bajo de la escala europea, pues no pone en peligro la salud humana.

Una compañía francesa -Saipol- fue la que importó el producto por el puerto de Sète. En total eran 2.600 toneladas de aceite de girasol procedente de Ucrania, de las que llegaron a España 125.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones