Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Se confirma un brote de peste porcina africana en el norte de Rusia

La FAO teme su propagación por la UE, Europa oriental, Asia central o China

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 23 octubre de 2009
Los temores de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) respecto a la peste porcina africana (PPA) quedan confirmados. La enfermedad ha dado un salto de 2.000 kilómetros desde Rusia meridional a San Petersburgo, en la parte noroccidental del país. El último brote fue detectado cerca de la ciudad báltica el pasado 20 de octubre, señaló la organización, que durante los últimos años ha hecho un seguimiento del virus en Georgia y los países limítrofes.

La FAO explicó que el peligro estriba en que la PPA, que no se transmite a los humanos, podría propagarse a otras regiones, como los países de la Unión Europea (UE), Europa oriental, la cuenca del Mar Negro y, en el peor de los escenarios, a Asia central e incluso a China, que tiene la mayor cabaña de ganado porcino del mundo.

"Aunque sabíamos que el virus circulaba en el Cáucaso -en Georgia, Armenia y Azerbaiyán- desde hace varios años, y que se había propagado a Rusia meridional, su aparición repentina lejos de allí junto a la costa del Báltico es preocupante", aseguró Juan Lubroth, Jefe Veterinario de la FAO. Lubroth indicó que el virus muestra al mismo tiempo una propagación progresiva a escala local y que puede trasladarse a través de amplias zonas geográficas mediante el transporte de cerdos infectados o de productos porcinos contaminados.

Las repúblicas bálticas, junto con Ucrania, Bielorrusia, Moldavia, Rumania y Bulgaria, se encuentran amenazadas de manera directa, advirtió Lubroth. "Ello significa que podría introducirse en la UE y también propagarse a través de Rusia, incluso en dirección este hacia Siberia y quizás al final hasta China", alertó.

La enfermedad fue detectada por vez primera en la región en un vertedero en la ciudad portuaria de Poti, en Georgia. Los alimentos para cerdos contaminados -restos de comida, lo que incluye los desechos porcinos- se han visto implicados como vehículos de transmisión de los brotes en la cabaña porcina en el pasado. Se cree que este es el caso en el virus llegado al Cáucaso desde África suroriental. La propagación a escala local puede producirse por contacto directo entre los cerdos.

Los síntomas clínicos de la PPA son muy similares a los del virus de la peste porcina clásica, y ambas enfermedades deben de ser diferenciadas por laboratorios de diagnóstico especializados. En la actualidad no existe vacuna contra la PPA. La FAO ha solicitado un nuevo esfuerzo a los laboratorios en Estados Unidos, Europa y la Federación Rusa para el desarrollo de una vacuna eficaz contra la enfermedad.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones