Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Un estudio podría abrir nuevas estrategias en el tratamiento de infecciones producidas por levaduras

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 24 diciembre de 2004
Candida albicans, resulta además un factor patogénico determinante. Saccharomyces cerevisiae es una levadura modelo, útil por su alta sensibilidad al pH alcalino y su simplicidad de manejo experimental.

Utilizando una combinación de técnicas de biología y genética molecular, los expertos han investigado los mecanismos de respuesta de este microorganismo a una alcalinización del medio. El uso de microchips de DNA indica que, al enfrentarse a un incremento del pH, la levadura dispara la expresión de varios centenares de genes. Curiosamente, algunos de estos genes han resultado también inducidos en condiciones de escasez de hierro o cobre, metales cuyo metabolismo esta fuertemente relacionado en levaduras.

De manera paralela, analizando una colección sistemática de casi 5000 cepas mutantes de esta levadura, identificamos aquellos genes cuya falta provocaba un incremento en la sensibilidad a pH alcalino (y, en consecuencia, debían cumplir una función importante en estas condiciones). Nuevamente aquí han aparecido numerosos genes relacionados con la captación y el metabolismo del cobre y del hierro. Finalmente, los expertos han planteado cuáles podrían ser los factores decisivos a la hora de soportar un incremento del pH extracelular.

Para ello, el estudio ha expuesto los propios genes de la levadura en condiciones de pH que, normalmente, impedirían su crecimiento. Únicamente dos genes fueron capaces de conferir tolerancia a pH alcalino y codificaban sendos transportadores de cobre y hierro. Un conjunto de experimentos acabaron por demostrar que, en esta levadura, la disponibilidad de cobre y hierro representa el factor limitante para sobrevivir en un ambiente alcalino.

Los expertos aseguran que estos descubrimientos cobran relevancia si se tiene en cuenta que, a pesar de su abundancia en el planeta, la biodisponibilidad del hierro y cobre es muy escasa. De hecho, la captación de hierro llega a limitar el crecimiento de patógenos en el organismo humano y datos recientes demuestran que cepas de C. albicans que carecen de determinados transportadores de hierro pierden su capacidad de invasión y virulencia.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones