Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Un informe alerta de que la falta de agua intensificará los daños en el medio ambiente en los próximos 15 años

De aquí a 2020 se prevé un incremento de la pérdida de tierras cultivables, de la inseguridad alimentaria y de los daños en las zonas pesqueras

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 22 marzo de 2006
Así lo pone de manifiesto un informe del Proyecto de Evaluación Mundial de Aguas Internacionales (GIWA) publicado con motivo de la celebración, hoy, del Día Mundial del Agua. La agricultura es la cuestión más preocupante en lo que se refiere a la falta de agua dulce, ya que de aquí a 2020 se prevé un incremento de la pérdida de tierras cultivables, de la inseguridad alimentaria y de los daños en las zonas pesqueras, con la consiguiente expansión de la malnutrición y las enfermedades.

La escasez de agua revela también la falta de conocimientos y de planificación por parte de numerosos países en vías de desarrollo, que desconocen tanto las reservas disponibles de este bien como las tendencias precisas de oferta y demanda del mismo. «Las lagunas más importantes conciernen a los acuíferos, lo cual constituye un obstáculo significativo para la gestión eficaz de los recursos de agua, dada la creciente dependencia de las capas freáticas», advierte el estudio.

El informe denuncia además prácticas como las subvenciones al uso de pesticidas o a la pesca, la superexplotación de las reservas pesqueras, los métodos destructivos de pesca o las ayudas financieras para la construcción de infraestructuras que no tienen en cuenta los costes sociales y medioambientales.

Otro aspecto analizado es el de la contaminación de las aguas. Entre los agentes contaminantes, el informe menciona las materias en suspensión, los fertilizantes agrícolas o los vertidos de desechos sólidos.

El estudio se refiere también a la incidencia del cambio climático en las zonas de pesca y en los organismos marinos. En este sentido, el GIWA indica que la variación del clima es un factor determinante en el rendimiento pesquero de casi la mitad de los principales ecosistemas marinos del mundo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones