Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Una epidemia pone en peligro la supervivencia de la ostra francesa

Entre el 40 y el 100% de las larvas de este molusco ha muerto en los últimos meses

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 1 septiembre de 2008

Sin embargo, a partir de julio los criadores comenzaron a retirar larvas y jóvenes ostras muertas. No se sabe con certeza cuál es la causa de su desaparición, pero la práctica totalidad de los parques de ostras, por alejados que estén unos de otros, desde la frontera belga del Atlántico hasta la italiana del Mediterráneo, son víctimas de la plaga. Esto equivale a unas 135.000 toneladas de ostras, en promedio anual de producción, en peligro.

Francia es el primer productor y consumidor europeo de ostras. Su industria emplea entre 15.000 y 20.000 personas. El Ministerio de Agricultura ha declarado el estado de ?catástrofe pesquera? por la epidemia y autoriza ayudas públicas excepcionales a los profesionales del sector. Por el momento no hay ningún riesgo para el consumidor.

Por su parte, el Instituto de Ciencias del Mar francés (Ifremer) está realizando desde julio análisis y tests de reintroducción de los ?naissains?, las larvas de ostra. Según este Instituto se trata de “un fenómeno multicausal, el año ha sido muy lluvioso, y el descenso excesivo de la salinidad de las aguas conllevó cambios en el plancton de las albuferas y marismas?. Por otro lado, las altas temperaturas relacionadas con el cambio climático están modificando la composición de las algas. A esto hay que sumar un virus, el herpes de las ostras ?Oyster Herpesvirus? tipo 1 (OsHV-1), que se ha asociado a un bacteria, la ?Vibrio Splendidus?, o quizá a un alga tóxica, para debilitar a las jóvenes ostras y matarlas?.

Por el momento, sólo la bahía de Arcachon ha escapado al virus asesino. Paradójicamente, es el único punto donde, hace unas semanas, se detectó un problema de contaminación de origen humano. Las ostras de esa región están prohibidas debido a su toxicidad por contaminación de aguas residuales pero no han sufrido la muerte de sus larvas.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones