Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Valencia gestiona ayudas agroambientales para el cultivo del arroz

La Consejería de Agricultura valenciana gestiona 5,9 millones de euros para la aplicación de medidas agroambientales en el cultivo del arroz

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 6 septiembre de 2005
La finalidad de las ayudas es fomentar la actuación sobre arrozales mediante la racionalización en el empleo de fertilizantes y productos fitosanitarios, con lo que se protege la flora y la fauna en zonas de humedal. Mediante estas técnicas se consigue un impacto positivo sobre el medio ambiente.

Los beneficiarios de las ayudas son titulares de explotaciones con cultivo de arroz ubicadas en la Comunidad Valenciana que se comprometan por un período inicial de cinco años a llevar a cabo actuaciones en arrozales dirigidas a la protección de flora y fauna de humedales en toda o en parte de su explotación. Asimismo, deben respetar las Buenas Prácticas Agrarias.

Entre las condiciones que deben cumplir los arroceros, cabe señalar el compromiso de mejorar la calidad de las aguas a través de la racionalización en el uso de productos químicos, disminuyendo la fertilización nitrogenada de síntesis al menos un 20 por ciento; realizando los tratamientos contra el Chilo supressalis mediante tratamientos biológicos como son las técnicas de confusión sexual o, en caso de necesidad, con tratamientos químicos de baja toxicidad y controlando las malas hierbas mediante la técnica del enfangado a través de inundaciones prematuras para incorporar restos de vegetación al suelo y de forma mecánica en canales y desagües de las parcelas.

Asimismo, deberán mantener como mínimo la superficie inicial de cultivo de arroz en las parcelas solicitadas salvo que la explotación se traspase a otro titular; mantener inundada la superficie de cultivo cuatro meses durante otoño-invierno en las zonas tradicionales o colindantes a lagunas, pudiendo ser modificado este plazo por el comité técnico cuando este período imposibilite realizar en condiciones adecuadas el cultivo; no quemar rastrojos salvo excepción justificada por razones sanitarias y por evitar problemas fitopatológicos graves; mantener y conservar los elementos de retención de agua, como son los diques y las compuertas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones