Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Campamentos de verano para personas con discapacidad

A través del ocio, el deporte y la cultura, fomentan la autonomía personal y facilitan el respiro familiar

Los campamentos de verano para personas con discapacidad están dirigidos a niños y jóvenes que buscan divertirse en un entorno distinto al habitual y sin ningún tipo de discriminación ni barrera. En ellos, se organizan talleres y actividades de ocio, culturales y deportivas que ayudan a fomentar la autonomía personal. Para facilitar la participación, muchos campamentos permiten la compañía de familiares. Sin embargo, en algunos casos, un equipo de profesionales cualificados atiende en exclusiva las necesidades de los participantes para facilitar el “respiro” de padres y hermanos en las tareas de cuidado.

Respiro familiar

Los campamentos para personas con discapacidad permiten acudir en compañía de familiares o viajar en grupo con monitores y cuidadores profesionales que se encargan de todos los cuidados. La presidenta de Ayuda a la Infancia sin Recursos (AIS), Lourdes Arqués, reconoce la importancia de esta opción ya que, según explica, “hay familias que llevan diez años sin salir de casa en vacaciones porque deben ocuparse del cuidado de los hijos discapacitados”. Para ellas, estos campamentos son el único momento del año en el que, a pesar de la preocupación por alejarse de sus familiares, pueden disfrutar de unos días de asueto.

“Algunas familias llevan diez años sin ir de vacaciones porque deben ocuparse del cuidado de los hijos discapacitados”

Desde hace dos años, AIS centra sus esfuerzos en programas de respiro, “después de diez años desarrollando este tipo de iniciativas en el Tercer Mundo”. “Entonces, nos dimos cuenta de que en nuestro país había también muchas necesidades”, relata Arqués. Fue en ese momento cuando se gestó el proyecto “Yo cocino, tú pintas”, un libro con recetas de cocineros de prestigio e ilustraciones de personas discapacitadas, cuya recaudación por la venta de ejemplares se destina, en parte, a la organización de colonias y campamentos.

La preparación de estos campamentos supone una importante inversión económica, ya que las instalaciones donde se alojan los participantes deben estar totalmente adaptadas y se requiere un buen número de monitores y coordinadores. Muchas asociaciones han de recurrir a las donaciones para financiar parte de la estancia. “Los respiros pueden ser muy caros para las familias: unos 250 euros por tres días y 680 euros por una semana”, subraya Arqués.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones