Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Caos en Haití para acceder a la ayuda humanitaria internacional

Se han enterrado ya 70.000 cadáveres en fosas comunes, aunque se estima que la cifra de fallecidos por el terremoto podría llegar a 200.000

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 18 enero de 2010
El aeropuerto de Puerto Príncipe, la capital de Haití, soporta atascos de aviones cargados con víveres y medicinas para atender a las víctimas del terremoto que devastó el país sudamericano la pasada semana, sin embargo, la ayuda humanitaria internacional llega con dificultad, lo que genera desesperación entre la población. La llegada de los camiones con paquetes de ayuda genera casi siempre tumultos y caos, según han declarado a los medios de comunicación personal de la ONU. Además, se repiten con cada vez mayor frecuencia escenas en las que grupos se cuelan en comercios cerrados o almacenes, y arrojan desde el tejado todo tipo de mercancías.

La seguridad es algo que preocupa, como refleja la reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU para estudiar la ampliación del número de tropas de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), liderada por Brasil, y actualmente integrada por 6.000 cascos azules y 2.200 policías, según el canciller brasileño, Celso Amorim.

La UE destinará, al menos, 429 millones de euros tanto en ayuda humanitaria de emergencia como para contribuir en las labores de reconstrucción de Haití

Por su parte, el subcomandante del Comando Sur de EE.UU., el teniente general P.K. Keen, explicó en varias cadenas de televisión que el restablecimiento de la seguridad es algo que, con la ayuda de Naciones Unidas, requiere "una respuesta rápida".

En cuanto a la víctimas mortales del seísmo, el primer ministro de Haití, Jean-Max Bellerive, ha afirmado que ya se han enterrado 70.000 cadáveres en fosas comunes, aunque estima que la cifra total de fallecidos por la catástrofe podría llegar a 200.000, según informó el diario "El Nuevo Herald". Todos los cadáveres, excepto 5.000, fueron recogidos en la capital, Puerto Príncipe. Éste es el primer balance oficial de víctimas que se ha dado a conocer desde que el pasado día 12 ocurrió en seísmo el país caribeño.

Las contribuciones monetarias para ayudar a Haití no paran de crecer. La Unión Europea UE) anunció que destinará al menos 429 millones de euros tanto en ayuda humanitaria de emergencia como para contribuir a medio y largo plazo en las labores de reconstrucción del país. La contribución financiera de la UE en su conjunto se eleva de momento a un total de 429 millones de euros, de los cuales 92 proceden de las aportaciones realizadas por los Estados miembros, 30 millones de la Comisión Europea; 107 de fondos ya existentes que se han redirigido a Haití y otros 200 millones se barajan para el medio y largo plazo destinados a la rehabilitación.

Además, los 27 estudiarán el envío al país de unos 150 efectivos de la denominada Gendarmería europea para facilitar que la ayuda humanitaria llegue a la población afectada por el seísmo, según explicó el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, al término del consejo extraordinario de ministros de Desarrollo de la UE convocado para coordinar la ayuda europea al país.

UNICEF amplía sus envíos de ayuda

El domingo llegó a Puerto Príncipe otro avión cargado con suministros de emergencia del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, que comprendía material sanitario y de agua, que se necesitan con gran urgencia. Además, en este vuelo también viajaron dos expertos en agua y saneamiento. Este fue el segundo avión que llegó a Haití con este tipo de suministros de la organización en un plazo de 24.

Unicef necesita 83 millones de euros para su trabajo como parte de los esfuerzos de acción humanitaria

Según explicó UNICEF, en estos momentos es necesario dar acceso a agua limpia y a unas condiciones básicas de saneamiento. Con ello se evitará "una segunda oleada de muertes a causa de enfermedades diarreicas como el cólera o la disentería". Los niños son especialmente proclives a contraer patologías diarreicas, incidió la organización.

UNICEF tiene preparados otros dos aviones cargados con 70 toneladas de tiendas, lonas y medicinas. Despegarán en cuanto obtengan la autorización para volar a Santo Domingo (República Dominicana). Por otro lado, se ha unido al llamamiento de toda Naciones Unidas para conseguir los 391 millones de euros necesarios para la acción humanitaria en Haití. Este llamamiento "persigue conseguir los recursos para ayudar a los 3,5 millones de afectados durante los próximos seis meses", explicó la organización.

Entre las necesidades clave que se deben cubrir destacan los suministros para la supervivencia: agua, medicinas y refugio. Si se tiene en cuenta que la mitad de la población de Haití es menor de 18 años, UNICEF "juega un papel particularmente crítico y necesita 83 millones de euros para su trabajo como parte de los esfuerzos de acción humanitaria".

Faltan agua y medicinas

Save the Children también está preocupada por el incremento de los riesgos para la salud de los niños haitiano por la escasez de agua y las condiciones de salubridad. "El agua potable es muy escasa por lo que las familias en los campamentos improvisados pueden verse obligadas a utilizar agua no potable para mezclar con la leche de continuación. Esto pone a los niños en riesgo de sufrir una diarrea que puede causarles la muerte", explicó la directora de salud y nutrición en emergencias de la ONG, Kathryn Bolles. Ante la escasez de agua, Bolles recomienda a las madres, especialmente a aquellas que acaban de dar a luz en los campamentos que ha visitado, que alimenten a sus bebés con lactancia materna.

Además, Save the Children distribuye medicinas esenciales a 14 hospitales y clínicas médicas en el área afectada por el terremoto. "El número de pacientes desbordan a los hospitales" explicó Bolles, "algunas víctimas están tumbadas en los alrededores a la espera de recibir atención médica". También ha enviado a cinco médicos Haitiano-Estadounidenses para proporcionar atención médica a las familias que están en campamentos y establecer clínicas médicas móviles.

Médicos del Mundo, por su parte, ha enviado dos toneladas de material médico e higiénico a Haití en el avión fletado por la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID). La carga incluye material médico y fármacos para atender traumatismos y fracturas, tiendas de campaña para la instalación de dos hospitales de campaña, generadores eléctricos y kits higiénicos para la población que ha perdido sus hogares. ?El material permitirá que el equipo de la ONG desplazado a la zona el pasado viernes pueda asistir a las personas con traumatismos y fracturas, las heridas más habituales en este tipo de catástrofes?, señaló la organización.

La misión de Médicos del Mundo España está compuesta por dos médicos, dos enfermeras, un logista y un coordinador. Este personal, que llegó a la zona con alrededor de 300 kilos de equipo quirúrgico presta apoyo a los equipos de Médicos del Mundo Canadá y Suiza que desarrollan su labor humanitaria en el interior de Haití y en la frontera con República Dominicana.

La falta de material médico sobre el terreno obliga a los doctores a practicar cientos de amputaciones

Uno de los cirujanos del equipo francés de la ONG, Jacques C. describió la situación que vive Haití como "catastrófica". "Desgraciadamente, estamos teniendo que realizar numerosas amputaciones todos los días, en las próximas jornadas calculamos que tendremos que hacer del orden de 400", manifestó el cirujano. Estas operaciones se deben a las graves heridas causadas durante el seísmo y a la imposibilidad de tratar las infecciones por falta de material médico sobre el terreno, principalmente antibióticos y antisépticos.

La misión de Médicos sin Fronteras enfrenta numerosos problemas de abastecimiento y de condiciones de trabajo. "Dormimos en el suelo junto con otros cooperantes y periodistas y contamos con poca agua y casi nada de comida", denunció el jefe de la misión.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones