Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Cerca de 50.000 emigrantes españoles cobraron pensión asistencial por ancianidad en el primer trimestre

Estas prestaciones les garantizan un mínimo de subsistencia

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 3 julio de 2006
Los beneficiarios de pensiones asistenciales por ancianidad para emigrantes españoles sumaron, en el primer trimestre del presente ejercicio, un total de 49.583 personas. El coste de estas prestaciones ascendió a 21.292.334,48 euros con cargo al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. En abril se llevó a cabo un primer pago por los meses de enero, febrero y marzo. El segundo tendrá lugar en julio y corresponderá a abril, mayo y junio.

Las pensiones asistenciales por ancianidad son un instrumento de protección del Estado. Garantizan un mínimo de subsistencia para los emigrantes españoles, mayores de 65 años que carezcan de recursos y vivan en países donde los sistemas públicos de protección no cubran sus necesidades básicas.

Para que las pensiones se acomoden a la realidad económica de cada Estado se ha determinado el límite de rentas o ingresos por debajo del cual el beneficiario tendrá acceso a estas prestaciones durante 2006. La cuantía será la diferencia entre el límite antes señalado y los ingresos del beneficiario y, en su caso, los de la unidad familiar.

Falta de información

El Ministerio recuerda que los titulares de una pensión asistencial deberán comunicar en un plazo de 30 días cualquier cambio que pueda incidir en la conservación o variación de la pensión asistencial reconocida, tales como cambio de estado civil, residencia o recursos económicos. Asimismo, tendrán que presentar anualmente, en la fecha establecida por cada país, la Fe de Vida y declaración de ingresos o rentas computables de su unidad familiar, referidos al año anterior. En caso contrario, se extinguiría la pensión.

La prestación igualmente quedará suprimida si el beneficiario regresa a España, renuncia a la nacionalidad, o dispone de suficientes ingresos o rentas. Otras causa para la desaparición de la pensión es residir en un país distinto al que emigró el interesado por más de seis meses.

Consciente de la poca información que sobre sus derechos tiene el colectivo de emigrantes mayores, Trabajo ha editado una serie de folletos para informarles de los principales cambios introducidos en las pensiones asistenciales por ancianidad. Estos folletos se enviarán a las distintas consejerías laborales de las embajadas donde se tramitan las pensiones y, especialmente, a las de Argentina, Brasil, Chile, México, Uruguay y Venezuela, donde más emigrantes españoles reciben estas prestaciones.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones