Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Derechos humanos

Crisis en África

ONG y organismos internacionales suspenden sus actividades en algunos países al no poder garantizar la seguridad del personal

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 13 febrero de 2008
Img cooperantesmsf Imagen: MSF

Kenia, Chad, Burundi o Somalia son algunos ejemplos de la situación por la que atraviesa África. El continente mas pobre del mundo sufre continuos conflictos armados que han hecho mella en la población. Los desplazados se cuentan por cientos de miles, las enfermedades campan a sus anchas y la desnutrición infantil no conoce límite. En medio de este caos, algunos trabajadores humanitarios se han visto obligados a retirarse del terreno, víctimas del fuego cruzado que se ha apoderado de una parte importante del continente.

Cuándo interviene una ONG

Una ONG decide intervenir en un país cuando confluyen dos necesidades: asistencia y protección. “Nuestro objetivo es aliviar el sufrimiento y contribuir a la supervivencia de las poblaciones más vulnerables”, explican desde MSF. En este caso, entran en juego el derecho de todas las personas a la salud y a la integridad física, pero además, la presencia de personal humanitario y su contacto con la población permiten denunciar casos de injusticia o vulneración de derechos.

/imgs/2008/02/acnur4-articulo.jpg

Las catástrofes naturales son otra razón por la que el personal de una ONG se traslada a trabajar a una determinada zona o país. Se trata, en muchos casos, de situaciones de emergencia en las que es necesario atender a la población, especialmente, en los primeros momentos. A menudo, este tipo de intervenciones se centran en quienes no reciben asistencia o encuentran más dificultades para acceder a ella.

“Nuestro objetivo es aliviar el sufrimiento y contribuir a la supervivencia de las poblaciones más vulnerables”, revela MSF

En otros casos, el personal internacional se traslada a países que padecen epidemias o hambrunas. Son actuaciones a largo plazo, proyectos estables que tratan de paliar las consecuencias de enfermedades olvidadas o situaciones que se prolongan en el tiempo. Lo que siempre se intenta es trabajar en colaboración con personal local, ya que conoce las necesidades reales de la población, además del idioma. En función de las necesidades de cada proyecto, la estructura del equipo varía.

Por otro lado, en cada país suele haber varios proyectos, por lo que cuando se suspenden las actividades de una organización, la población afectada es mayor de lo que en principio pudiera parecer. Generalmente, los proyectos se coordinan desde la capital del país, donde se encuentra el coordinador general o jefe de misión. El resto del equipo suele estar compuesto por una persona encargada de llevar las cuentas, un coordinador médico, un coordinador logístico y trabajadores nacionales que dan apoyo en distintas áreas.

Cuando una ONG abandona un país, se intenta que este equipo traspase sus proyectos “a otras organizaciones o a las estructuras nacionales”. “En Burundi, afortunadamente, hemos podido hacerlo con los programas de tratamiento de la desnutrición porque ya habíamos comenzado hace tiempo el traspaso a las estructuras públicas de salud”, detalla el director de operaciones de ACH.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones