Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Indonesia tiene más de 50 millones de niños que carecen de certificado de nacimiento

Ello les impide recibir educación, registrarse como ciudadanos o disfrutar de algunos derechos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 23 julio de 2007
Recibir educación, registrarse como ciudadanos y disfrutar de beneficios sociales son algunos de los derechos de los que carecen en Indonesia más de 50 millones de niños que no tienen certificado de nacimiento. "De los 85 millones de niños que hay en Indonesia, alrededor de 50 millones han perdido su primer derecho humano: el de que su identidad y su nacionalidad les sea reconocida", señaló Magdalena Sitorus, coordinadora de la Comisión Nacional para la Protección del Menor.

La falta de medios económicos y de información, así como la procreación fuera del matrimonio son algunas de las razones que explican este desamparo. Estos menores, que crecen sin existir ante la Administración, no son admitidos en los colegios públicos, se les niega el "carné de pobre", que les daría derecho a atenciones sociales, y nunca obtendrán una cédula de identidad. Además, y como "sin papeles" en su propio país, algunos no pueden casarse, al no poder demostrar que son quienes afirman ser, afirmó Sitorus.

Muchas familias no entienden la importancia de registrar a los bebés recién nacidos, mientras que "también hay bastantes que lo saben y no pueden hacerlo por no tener suficiente dinero", explicó. Ello se debe a que los funcionarios exigen a los solicitantes dinero por la emisión de unos certificados de nacimiento que deben de ser gratuitos, de acuerdo con la ley, señaló Sitorus.

Yakarta, la capital del país, donde gran parte de la población pobre vive en los denominados "asentamientos ilegales", ocupando terrenos no utilizados por las empresas o el Gobierno, vive el problema con especial intensidad. Aunque algunas de esas barriadas llevan décadas en pie, sus residentes siguen siendo considerados ilegales por la Administración, lo que impide que tengan una tarjeta de residencia, y por tanto un libro de familia y certificados de nacimiento de sus hijos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones