Intermón Oxfam denuncia la situación de la educación en Afganistán

Sólo una de cada cinco niñas asiste a la escuela primaria, mientras que siete millones de menores siguen sin escolarizar
Por mediatrader 27 de noviembre de 2006

La organización internacional Intermón Oxfam ha denunciado la situación de la educación en Afganistán, donde sólo una de cada cinco niñas asiste a la escuela primaria. La situación para las alumnas afganas es aún peor en la educación secundaria, a la que asiste sólo una de cada 20 niñas. Además cerca de siete millones de menores siguen sin escolarizar en el país asiático.

Más de la mitad de los niños afganos sigue sin escolarizar, a pesar de que el número de menores que asisten a clase se ha quintuplicado desde el año 2001, según un informe hecho público por la ONG en su sede en Oxford. Actualmente están escolarizados cinco millones de niños afganos, frente a los 3,1 millones de 2003 y el alrededor del millón de 2001, cuando los talibanes estaban en el poder.

Los «afortunados» que pueden asistir a clase tienen además maestros inexpertos, según Intermón Oxfam. Ello queda demostrado por una encuesta elaborada en el norte de Afganistán, que revelaba que sólo el 5% de los profesores de educación primaria podría aprobar los exámenes que tienen que hacer sus alumnos. Según la organización, el país necesita de forma urgente casi 53.000 profesores de enseñanza primaria y otros 64.000 más en los próximos cinco años, sobre todo mujeres, ya que sólo hay tres profesoras por cada diez. Intermón Oxfam destaca las dificultades de contratar profesores debido a los bajos salarios que cobran

La directora de Oxfam en Afganistán, Grace Ommer, subrayó que «educar a los niños afganos es crucial para mejorar sus vidas y para la reconstrucción y el desarrollo del país». La pobreza y las enormes distancias hasta el colegio más cercano «impiden» a las familias afganas enviar a sus hijos a clase, según destacó Ommer, que recordó que los que sí están escolarizados «deben soportar maestros sin formación, colegios sin dotaciones y libros de texto de baja calidad».

La ONG hace un llamamiento a los países desarrollados para que inviertan 563 millones de dólares (433 millones de euros) para la reconstrucción de 7.800 colegios en todo el país y 210 millones de dólares en la edición y distribución de libros de texto en los próximos cinco años.