Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Intervida trabaja en la mejora de la educación y la salud de la población tibetana

La escuela está fuera del alcance de la mayoría de los niños nómadas y campesinos del Tíbet

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 5 septiembre de 2006
En el Tíbet, la educación y la salud están fuera del alcance de muchas personas, especialmente de los campesinos, que en ocasiones no disponen de acceso a infraestructuras ni de personal cualificado. La mayoría de la población vive de la agricultura y el pastoreo nómada, y su supervivencia está supeditada a las condiciones climatológicas y geográficas.

La ONG Intervida ha empezado a trabajar en la región en el proyecto "Escuela y salud para niños nómadas y campesinos" con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de los niños tibetanos, sus familias y las comunidades locales a las que pertenecen mediante la construcción y la mejora de las infraestructuras escolares, así como con la puesta en marcha de medidas de salud preventiva y promoción de hábitos de higiene.

El proyecto de Intervida se ubica en Damshun -un área montañosa habitada por pastores nómadas- y las zonas rurales Namlin y Rinbuk, donde la población vive sobre todo de su trabajo en el campo. Las bajas temperaturas de estos lugares hacen que la vida en estas comunidades sea difícil para todos los habitantes pero los niños constituyen el sector más débil, sufriendo a menudo malnutrición y enfermedades, además de falta de ropa adecuada y acceso a la escolarización.

Por otro lado, los hábitos higiénicos no forman parte de la cultura del Tíbet, donde el agua es escasa y hace tanto frío que se hace muy difícil calentarla, por lo que la mayoría de los tibetanos que viven en el campo se bañan una vez al año, durante el Festival Religioso del Agua que celebran en agosto. Existe también la costumbre de bañar a los niños por primera vez cuando cumplen siete años. A causa de la falta de higiene, los pequeños contraen a menudo diarreas y tienen parásitos, caries, infecciones en la piel, los ojos y los oídos, entre otras enfermedades.

El objetivo principal del proyecto de la ONG es construir cuatro escuelas siguiendo la arquitectura tradicional tibetana en las cuales, además de recibir una educación básica, 500 niños accederán a asistencia sanitaria y cursos sobre hábitos de higiene.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones