Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

La CE aprobará esta semana un plan para atender a los inmigrantes menores no acompañados que llegan a Europa

Su objetivo será facilitar el retorno de estos niños con sus familias a sus países de origen

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 3 mayo de 2010
El Ejecutivo comunitario aprobará el próximo jueves un plan de acción para afrontar el problema de los inmigrantes menores no acompañados que llegan a Europa, tal como reclamaba España. La prioridad de este plan será facilitar el retorno de estos niños con sus familias a los países de origen.

La Comisión Europea (CE) reclamará a los Estados miembros que las decisiones sobre el futuro de estos menores se tomen en el menor plazo posible, a ser posible seis meses. Bruselas se comprometerá a financiar con fondos europeos la reinserción en los países de origen, con la creación de oportunidades de estudio y formación, informaron fuentes comunitarias. Sin embargo, el plan no recoge otras peticiones de España, como ayudas de la Unión Europea (UE) para los Estados miembros que acojan a un mayor número de menores no acompañados y un mecanismo de reparto de estos niños y jóvenes dentro del territorio europeo.

Un total de 10.960 menores no acompañados presentaron solicitudes de asilo durante 2009 en 22 Estados miembros (todos excepto República Checa, Dinamarca, Francia, Polonia y Rumania). Esta cifra representa un incremento del 13% respecto a 2008, según los datos de la oficina estadística Eurostat. El perfil más frecuente es el de un chico de entre 16 y 17 años. La mayoría viene de África Occidental, Afganistán, Irak o Somalia.

Este plan de acción propone una respuesta común de la UE para este problema en tres ejes: la prevención de la inmigración irregular y el tráfico de seres humanos, el refuerzo de las garantías en la recepción de los menores y la búsqueda de soluciones sostenibles. Una de las prioridades para Bruselas es hacer todos los esfuerzos posibles para reunir al menor con su familia, salvo que haya motivos que lo desaconsejen, y para que pueda crecer en su país de origen. Los Estados miembros tendrán que proteger a los niños de las mafias que trafican con seres humanos.

Bruselas pide que se apliquen todo tipo de garantías en la recepción de los menores desde el momento en que se les encuentre en las fronteras o dentro de un Estado miembro hasta que se encuentre una solución adecuada. En este sentido, la detención sólo podrá usarse como medida de último recurso cuando esté justificada y durante el menor tiempo posible. La decisión sobre el futuro de cada niño deberá tomarse en el plazo más breve posible, de forma preferente en seis meses, y se basará en un análisis individualizado de lo que más convenga al menor.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones