Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

La comunidad internacional se esfuerza para que los damnificados por el terremoto de Pakistán no se vean afectados por el inminente frío invernal

La ONU contabiliza un millón de personas sin hogar y otros tres millones que necesitan asistencia inmediata

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 25 octubre de 2005
Con el propósito de intentar dar refugio antes de cinco o seis semanas a los millones de afectados por el devastador terremoto que asoló Pakistán, la comunidad internacional se esfuerza para encontrar soluciones. Y es que el frío invierno ya próximo podría acabar con miles de vidas.

La ONU ha contabilizado, de momento y sólo en Pakistán, un millón de personas que han perdido sus hogares y otros tres millones con necesidad de asistencia inmediata, según Cáritas. Además, están empezando a registrase las primeras muertes a causa de la propagación de enfermedades contagiosas, por lo que se ha disparado el riesgo de epidemias en las áreas siniestradas.

El coordinador de Naciones Unidas, Rashid Khalikov, estimando que sólo tienen cinco o seis semanas para dar refugio a la gente antes de que el frío invierno del Himalaya se establezca, aseguró que "el riesgo de esta población es muy alto". "Si somos o no capaces de hacerlo en seis semanas, lo sabremos sólo dentro de seis semanas", señaló mientras confirmaba que la cifra de muertos en el norte de Pakistán superó los 53.000, con más de 75.000 heridos graves.

Médicos sin Fronteras (MSF) está dando atención médica y psicológica a miles de personas en 18 localidades de Cachemira, especialmente en áreas montañosas remotas, aisladas a causa de deslizamientos de tierra o de carreteras de acceso bloqueadas. Los equipos han podido llegar finalmente desplazándose durante la luz del día en automóviles o en helicópteros.

Cruz Roja Española aseguró que atiende en Balakot, al norte de Islamabad, a un centenar de personas al día heridas durante el terremoto y que no han recibido ningún tipo de asistencia médica anteriormente. Por su parte, ACNUR, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, afirmó que los campos instalados por la agencia humanitaria para acoger a los damnificados están habilitándose a marchas forzadas. En la ciudad de Balakot se han preparado dos campamentos y continúan llegando más de una decena de familias diarias a cada uno.

Por otra parte, aunque han llegado helicópteros que se han utilizado para acceder a las aldeas de montaña que permanecían aisladas por los deslizamientos de tierra, se necesitan muchos más. El general estadounidense John Abizaid declaró que enviarían desde Afganistán dos helicópteros de transporte pesado y que tenían 13 más que llegarían después. "Eventualmente tendremos 25 más aquí. Estamos trayendo todo lo que podemos", aseguró.

El mando militar explicó, al referirse a la decisión de la OTAN de enviar un batallón de ingeniería para ayudar a hacer transitables las carreteras destrozadas, que estaban llegando más refuerzos. Además, el Ejército paquistaní está trabajando a contrarreloj para abrir los caminos bloqueados o barridos por corrimientos de tierra al golpear el terremoto, atrapando a innumerables supervivientes en valles remotos y en asentamientos en colinas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones