Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

La desnutrición afecta a más del 16% de la población del Sahel

En Níger y Chad hay 9,8 millones de personas vulnerables al hambre y miles más están amenazadas en el norte de Burkina Faso y el noreste de Mali

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 21 abril de 2010
Sahel, sobre todo en Níger y en Chad, a consecuencia de la crisis alimentaria provocada por las escasas lluvias registradas el año pasado, alerta la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Se estima que en ambos países hay 9,8 millones de personas vulnerables al hambre, y miles más están amenazadas en el norte de Burkina Faso y el noreste de Mali.

La falta de agua ha llevado a un "pronunciado" descenso de la producción agrícola y secado los pastos para el ganado. Además, los precios de los alimentos permanecen altos, "lo que hace todavía más difícil a los campesinos y pastores pobres comprar alimentos", señala la FAO.

La Coordinadora de la FAO para África Occidental, Fatouma Seid, explicó que los pastores pobres se ven obligados a vender a sus animales, sus únicos activos y una importante fuente de nutrición, a precios rebajados para comprar comida suficiente para sus familias, mientras que los campesinos no tienen semillas para sembrar. Por ello, la labor de la organización se centra en la actualidad "en obtener pienso para los animales y suministrar a los campesinos semillas para la temporada de siembra de junio", destacó Seid.

También se necesita ayuda de emergencia para permitir que los pastores alimenten a sus animales, que sufren debido a la escasez de pastizales tras la irregular temporada de lluvias. Cerca del 70% del ganado está en peligro si no reciben alimentos pronto, asegura la FAO.

En Níger, la organización de la ONU ha desplegado ocho proyectos nuevos por valor de 12,7 millones de dólares, que se estima beneficiarán a 2,6 millones de personas. Los proyectos están financiados por la UE, el DFID (organismo oficial de cooperación del Reino Unido), España, Bélgica y el Fondo Central de Respuesta a Emergencias de la ONU (CERF). Los programas incluyen la compra y reparto inmediato de 7.850 toneladas de pienso para animales, 2.500 toneladas de cereales y semillas de hortalizas y fertilizantes para la principal temporada de siembra en junio y la estación seca en octubre.

En Chad, donde la producción alimentaria ha disminuido un 11,5% con respecto a la temporada anterior, la FAO planea suministrar insumos agrícolas, semillas, fertilizantes y pienso animal por valor de 4,5 millones de dólares. La distribución de pienso animal y productos veterinarios para los pastores en Mali y Burkina Faso también está ya en marcha.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones