Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

La FAO ofrecerá directrices a los gobiernos sobre tenencia y acceso a la tierra, la pesca y los bosques

El objetivo de estas pautas es promover la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 15 mayo de 2012
El Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) de la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha aprobado un conjunto de directrices mundiales destinadas a ayudar a los gobiernos a salvaguardar los derechos de las personas a la propiedad o acceso a la tierra, los bosques y la pesca. El objetivo de estas pautas es "promover la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible mediante la mejora de un acceso seguro a la tierra, la pesca y los bosques, y proteger los derechos de millones de personas a menudo muy pobres", explicó la FAO.

Las nuevas "Directrices voluntarias sobre la gobernanza responsable de la tenencia de la tierra, la pesca y los bosques en el contexto de la seguridad alimentaria" nacional esbozan principios y prácticas a los que los gobiernos pueden referirse cuando formulan leyes y administran los derechos a la tierra, la pesca y los bosques. Las pautas se basan en un proceso de consulta global iniciado por la FAO en 2009 y que posteriormente se finalizaron con las negociaciones intergubernamentales lideradas por el CSA en las que participaron funcionarios gubernamentales, organizaciones de la sociedad civil, representantes del sector privado, organizaciones internacionales y académicos.

"Dar a las personas pobres y vulnerables derechos seguros y equitativos de acceso a la tierra y a otros recursos naturales es una condición clave en la lucha contra el hambre y la pobreza", señaló el director general de FAO, José Graziano da Silva. Estas primeras directrices mundiales son un punto de partida "que ayudará a mejorar la situación, a menudo desesperada, de las víctimas del hambre y la pobreza", aseguró Da Silva.

Si bien las directrices reconocen que las inversiones responsables de los sectores público y privado son esenciales para mejorar la seguridad, también recomiendan proteger los derechos de tenencia de la población local de aquellos riesgos que pudieran derivarse de la adquisición de tierras a gran escala, y también salvaguardar los derechos humanos, los medios de subsistencia, la seguridad alimentaria y el medio ambiente.

El documento señala que existen modelos alternativos de inversión que no dan lugar a la adquisición de tierras a gran escala y que debieran ser promovidos. Las inversiones "también deberán fomentar objetivos políticos como la mejora y promoción de la seguridad alimentaria local, la erradicación de la pobreza, la creación de empleo, y la generación de beneficios para el país y sus habitantes, incluyendo a los pobres y más vulnerables", señaló la FAO.

"Estos cambios no se van a producir de la noche al día. Pero también sabemos que existe una significativa identificación y respaldo a las directrices", afirmó el director del CSA, Yaya Olaniran, que explicó que ahora corresponde a los países que aprobaron las directrices ponerlas en práctica sobre el terreno.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones