Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

La Fundación Gates dona 500 millones a la lucha contra el sida, la malaria y la tuberculosis

Pese a que se han doblado las aportaciones de algunos países al Fondo Global, los recursos todavía son insuficientes

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 10 agosto de 2006
La Fundación Bill y Melinda Gates anunció ayer la donación de 500 millones de dólares al Fondo Global de Lucha contra el Sida, la Malaria y la Tuberculosis durante los próximos cinco años. Se trata de la mayor donación privada que recibe desde su creación en 2002 por Naciones Unidas. "El Fondo Global es una de las iniciativas sanitarias más importantes del mundo. Tiene un excelente historial y necesitamos hacer todo lo que podamos para apoyarle porque salvará millones de vidas", señaló Bill Gates ayer en un comunicado.

El director ejecutivo del Fondo, Richard Feachem, destacó su agradecimiento a la Fundación Gates por haber confiado en su labor, porque su aportación ayudará a atender a millones de personas enfermas "que necesitan medicamentos y otros servicios urgentemente".

La ONU puso en marcha esta iniciativa para financiar un cambio radical en la lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria, tres enfermedades que cada año se cobran la vida de más de seis millones de personas.

Recursos insuficientes

El Fondo financia programas en 132 países con 5,4 millones de dólares. Con estos recursos se ha facilitado tratamiento a 544.000 personas con VIH, a 1,4 millones de enfermos de tuberculosis y se han repartido más de 11 millones de mosquiteras para proteger a mujeres y niños del mosquito que transmite la malaria.

Pero no es suficiente. "Necesitamos contribuciones a largo plazo para garantizar el seguimiento de los tratamientos", explicó Richard Feachem. Pese a que se han doblado las donaciones procedentes de algunos países miembros, como Japón, Francia, Reino Unido y Canadá, los recursos aún son insignificantes.

El control del sida en los países pobres se financia, casi en su totalidad, con recursos del Banco Mundial y del Fondo Global. Naciones Unidas quiere que los países ricos establezcan un objetivo de financiación para 2010, pero EE.UU. y Japón consideran que cada país debe fijar los fondos que quiere comprometer en su estrategia para frenar el avance de la epidemia.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones