Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

La inversión en salud y educación puede salvar la vida de los niños africanos, según UNICEF

Más de cuatro millones de niños menores de cinco años mueren, sobre todo, a causa de enfermedades que se pueden evitar

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 16 junio de 2010
Una mayor inversión en salud, educación y bienestar de la infancia "podría salvar las vidas de muchos de los millones de niños de África". Así lo asegura Unicef en el Día del Niño Africano. Por ello, la agencia de las Naciones Unidas aboga por un aumento de la inversión en la infancia en África para impulsar el desarrollo futuro del continente.

Según Unicef, los estudios demuestran que cuando los niños y sus madres tienen una mala salud, una nutrición deficiente y una educación inadecuada ganan menos dinero, "son miembros menos productivos de la sociedad y transmiten esta situación de pobreza a la próxima generación".

Pero invertir en la infancia no sólo generaría beneficios para las futuras generaciones. El director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, señaló que las ayudas contribuirán a salvar la vida de alrededor de 4,5 millones de niños africanos menores de cinco años que mueren todos los años, sobre todo, a causa de enfermedades que se pueden evitar. Para ello, los gobiernos deben promover una asignación adecuada de los presupuestos en favor de la infancia y garantizar que las estrategias de reducción de la pobreza y los planes nacionales de desarrollo se centren en los niños.

Unicef recordó que los gobiernos de África se han comprometido a asignar un 15% de sus presupuestos nacionales a la salud, un 20% la educación y un 10% a la agricultura, y un 0,5% de su PIB a la mejora del agua y el saneamiento. Algunos de estos estados han logrado avances positivos para lograr sus objetivos presupuestarios y fiscales, especialmente en la salud y la educación.

"Hay numerosos ejemplos de países de bajos ingresos que han logrado rendimientos muy sólidos a partir de presupuestos que se concentran en el Desarrollo Humano", destacó la organización. Uno de estos países es Malaui, donde se ha conseguido reducir la tasa de mortalidad infantil de manera considerable. Por su parte, en el África subsahariana, se ha incrementado las tasas de matriculación en la escuela en los últimos años.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones