Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

La UNESCO y el Gobierno haitiano desarrollan un programa educativo para los menores afectados por el terremoto del pasado enero

La iniciativa pretende ayudar a los niños a afrontar el estrés extremo que han experimentado a causa del seísmo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 11 abril de 2010
Un programa educativo especial desarrollado por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y las autoridades haitianas para más de 600.000 niños tendrá en cuenta el trauma causado por el terremoto del pasado 12 de enero y el tiempo perdido durante estos tres meses antes de que las escuelas reabrieran esta semana en la capital, Puerto Príncipe.

Este nuevo programa escolar permitirá reanudar la educación en diferentes etapas que comenzarán con actividades psicosociales, como cantar, bailar y expresión creativa, para ayudar a los niños a afrontar el estrés extremo que han experimentado como resultado del terremoto, indicó un comunicado de la UNESCO. A los niños también se les enseñará que los terremotos son un fenómeno natural. Las lecciones regulares, como la enseñanza de matemáticas, se reanudarán unas semanas después. El Ministerio de Educación ha planeado un programa acelerado durante las 18 próximas semanas para permitir a los alumnos completar el año escolar y extender éste hasta agosto.

"Hemos dado prioridad a los objetivos principales", aseguró el director de Educación Secundaria en el Ministerio de Educación, Jackson Pleteau. El programa especial ha sido diseñado por la UNESCO y este Ministerio durante un seminario mantenido los pasados 25 y 26 de marzo. La UNESCO indicó que publicará en Internet este programa para que todos los profesores haitianos puedan disponer de él.

Los datos del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) reflejan que al menos 38.000 estudiantes y 1.300 profesores perdieron sus vidas en el seísmo, que también destrozó más de 4.000 escuelas, así como la sede general del Ministerio de Educación.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones