Las ONG de Acción Social apoyan que no se territorialice la distribución del 0,7% del IRPF destinado a fines sociales

Consideran que ello contribuye a una mejor asignación de los recursos financieros disponibles y ayuda a la cohesión social y territorial
Por mediatrader 5 de octubre de 2008

El anuncio formulado la semana pasada en el Congreso de los Diputados por la ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, referente a que la distribución del 0,7% del IRPF destinado a fines sociales no se territorializará ha sido recibido «muy positivamente» por la Plataforma de ONG de Acción Social. Así, esta entidad aplaude la decisión del Gobierno, plenamente coincidente con la suya.

«No es intención del Gobierno territorializar las ayudas por el 0,7% del IRPF», destinadas a financiar proyectos sociales, afirmó Cabrera la semana pasada. «Esta declaración sintoniza con la posición que ha venido manteniendo la Plataforma de ONG de Acción Social, contraria a la territorialización y favorable al mantenimiento del actual sistema», resalta la organización.

La Plataforma recuerda que los programas que se realizan con los fondos procedentes del 0,7% del IRPF contribuyen a la cohesión social y territorial y a la solidaridad general en España. Asimismo, señala que al situar las necesidades sociales de los ciudadanos en primer término, se favorece la generación de políticas sociales comunes, de ámbito estatal, al margen de criterios territoriales o de recaudación. Igualmente, esa decisión contribuye a una mejor asignación de los recursos financieros disponibles, de acuerdo a los criterios de «eficiencia y economía» a los que debe responder la programación y ejecución del gasto público.

La ONG también subraya que la no territorialización favorece el equilibrio territorial con la consiguiente redistribución de recursos entre las comunidades autónomas de distinta capacidad fiscal. Además, la transferencia a las comunidades de la asignación tributaria del 0,7% del IRPF podría quedar «subsumida en los presupuestos generales de cada comunidad no quedando garantizado que dicha cesión sea gestionada por las organizaciones para fines sociales», explica. A este respecto, advierte de que son las personas, y no los territorios, quienes, al pagar sus impuestos, determinan el alcance de dicha asignación tributaria.