Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Las personas acogidas en campos de desplazados en Pakistán se encuentran en peligro ante una posible aparición de epidemias, según Oxfam Internacional

Muchas de estas instalaciones han sido construidas en zonas inundables y carecen de saneamiento y suministro de agua en condiciones

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 7 noviembre de 2005
Miles de supervivientes del terremoto en Pakistán se encuentran en peligro si se llegan a desatar epidemias en los campos de desplazados, según advirtió Oxfam Internacional (Intermón Oxfam en España). Estas personas, que vivían en aldeas remotas arrasadas por el terremoto de hace casi un mes, se están instalando en campos de desplazados que no tienen las infraestructuras necesarias para atenderlos.

"La ayuda internacional se está centrando en las miles de personas que viven en aldeas remotas, que se encuentran en peligro por la llegada de las nevadas, pero la situación de las personas acogidas en campos no está recibiendo la misma atención. Si no se mejoran las condiciones de vida en esos campos, enfermedades como el cólera pueden extenderse como la pólvora, causando más muertes que las que pueda causar el frío en las aldeas aisladas", explicó Jacobo Ocharan, responsable de Acción Humanitaria de Intermón Oxfam.

Lo cierto es que muchos de los campos han sido construidos en zonas que se inundan con facilidad y carecen de instalaciones de saneamiento y suministro de agua suficientes, por lo que son un terreno abonado para las enfermedades. De no hacerse nada para remediarlo, el riesgo de epidemias se incrementará a medida que la densidad de población en ellos vaya aumentando, agregaron las mismas fuentes.

Transcurridas tres semanas desde el desastre, la ONU sólo ha recibido alrededor del 20% de los 550 millones de dólares solicitados para hacer frente a las necesidades urgentes de los damnificados. Ocharan explicó que si la comunidad internacional no redobla inmediatamente su respuesta a este desastre, "es posible que mueran más personas a causa del frío y las enfermedades que las que murieron por el terremoto".

La ONG está reforzando sus actuaciones en materia de agua y saneamiento, y ha restaurado ya sistemas de suministro de agua potable para 100.000 personas en las zonas más afectadas. Además, en los últimos días se han repartido tiendas, mantas y sábanas de lana para 43.000 personas en Masehra, Abootabad, Shangla, Muzzaffarabad y Dheer Khot. Un helicóptero de Oxfam Internacional ha estado repartiendo también ayuda entre 100.000 habitantes de pueblos de montaña como Gunta, en el valle de Allai.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones