Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Los suplementos nutricionales reducen hasta un 50% la mortalidad infantil

Médicos Sin Fronteras defiende que los niños más vulnerables deberían tener acceso a este tipo de alimentos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 26 mayo de 2011
Los resultados preliminares de un estudio realizado por Médicos Sin Fronteras (MSF) en Níger indican que las tasas de mortalidad en grandes grupos de niños se redujeron hasta un 50% tras haber recibido suplementos nutricionales de alto valor nutritivo. La organización ha dado a conocer este dato con motivo de la reunión del G8 en Deauville (Francia), para defender que "los alimentos de alta calidad nutricional deben convertirse en la punta de lanza de la lucha mundial contra la mortalidad infantil". La ONG considera que los países más ricos deberían garantizar que los niños más vulnerables tengan acceso a alimentos adecuados.

Los datos del estudio señalan la necesidad de que los financiadores internacionales y los responsables políticos "den a los alimentos de alta calidad nutricional un papel preponderante en los programas de salud infantil, en especial en zonas con altas tasas de desnutrición". MSF recuerda que la desnutrición debilita el sistema inmunológico, lo que expone a los niños a un mayor riesgo de muerte por otras enfermedades, como la malaria, infecciones respiratorias y diarreas. Sin embargo, si se añade un suplemento nutricional de calidad a un paquete asistencial básico que incluya vacunaciones, tratamientos efectivos y prevención de las enfermedades más letales en la primera infancia, "se acelerará la lucha contra la mortalidad infantil", defiende la ONG.

El año pasado en Muskoka, Canadá, los estados miembros del G8 se "comprometieron" a redirigir sus esfuerzos para los próximos cinco años en conseguir reducir las tasas de mortalidad en niños menores de cinco años en dos tercios, respecto a los niveles de los años noventa. En la reunión de esta semana en Deauville, "los miembros del G8 deberían reafirmar su compromis", considera MSF. "Los líderes del G8 tienen la obligación de cumplir su palabra y dirigir esfuerzos prácticos para asegurar que los niños más vulnerables reciban la alimentación adecuada para reducir una mortalidad que es evitable e intolerable", señala el director general de MSF, Aitor Zabalgogeazkoa.

Estrategia en Níger

Durante varios años, la organización humanitaria ha desarrollado enfoques preventivos de la desnutrición, basados en suplementos nutricionales de calidad, para reducir la carga de muertes en puntos calientes de la desnutrición como la región del Sahel en África, donde la mortalidad infantil se sitúa entre las más altas del mundo. En 2010, durante una crisis alimentaria y nutricional aguda en Níger, las autoridades locales, en colaboración con MSF y la organización local FORSANI (Forum Santé Niger), llevaron a cabo en este país del Sahel "la mayor distribución de suplementos nutricionales de la historia para prevenir la desnutrición en la primera infancia", explica la organización.

"Nuestras estrategias de prevención se centraron en aportar alimentos nutricionalmente adecuados a los niños en el momento más crucial de sus vidas -el periodo crítico de crecimiento entre los seis meses y los dos años de edad-, en lugar de esperar a que empezaran a perder peso, y observamos que la tasas de mortalidad se reducían a la mitad", indica la doctora Isabelle Defourny, coordinadora del programa de MSF en Níger. "Si los financiadores y los responsables políticos realmente quieren reducir las tasas de mortalidad infantil, el aporte de alimentos adecuados para la infancia debe convertirse en el componente estándar de cualquier programa pediátrico en los puntos calientes de la desnutrición en el mundo", defiende.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones