Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Más de 350.000 personas reconocidas como dependientes no reciben aún las prestaciones que les corresponden

El Estado ha destinado más de 5.390 millones de euros a la financiación de la Ley de Dependencia desde su entrada en vigor

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 22 abril de 2011
Desde la entrada en vigor de la Ley de Promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, el 1 de enero de 2007, y hasta el 1 de enero de 2011, las administraciones públicas han reconocido a 1.071.603 personas como dependientes con derecho a prestación. De ellas, 720.769 reciben ya alguna ayuda y 350.834 están a la espera de percibirla, según informaron la directora general de Política Social, Isabel Martínez, y la directora del Imserso, Concepción Causapié, durante la presentación del informe sobre los cuatro años de aplicación de la Ley de Dependencia.

El informe también recoge que cuatro de cada cinco personas reconocidas como grandes dependientes (valorados con Grado III) reciben ya las prestaciones del Sistema a las que tienen derecho, al igual que el 70% de las personas con dependencia severa (Grado II). En total, 386.093 personas con Grado III y 282.311 personas con Grado II. Para financiar la implantación de esta ley, el Estado ha dedicado 5.390.510.668 euros, lo que representa un 60% más de lo plasmado en la memoria económica de la norma.

Con respecto al perfil de los dependientes, el estudio apunta a una mujer mayor de 80 años, residente en una localidad de más de cincuenta mil habitantes, valorada en situación de gran dependencia (con Grado III), perceptora de una pensión de viudedad de la Seguridad Social, con una renta media situada entre uno y dos IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), y titular de patrimonio inmobiliario, fundamentalmente vivienda habitual.

Las personas beneficiarias de las prestaciones de dependencia son, sobre todo, mujeres

Las personas beneficiarias de las prestaciones de dependencia son mayoritariamente mujeres (el 67%), lo que se corresponde con su mayor esperanza de vida, señala el informe. Si se analiza por tramos de edad, hay más hombres que mujeres en todos los grupos de edad hasta los ochenta años, cuando la presencia de las mujeres es muy importante. De hecho, el 63,83% de las mujeres beneficiarias tiene más de ochenta años, en cambio, entre los hombres son menos de la mitad los mayores de ochenta años (40,78%).

Por edades, casi el 80% de los beneficiarios (77,92%) tienen 65 años o más. Más de la mitad del total (el 56,23%) tienen ochenta o más años. Entre las personas mayores de ochenta años en situación de dependencia que tienen derecho a una prestación, el 76,28% -más de tres de cada cuatro- ya la reciben. Respecto a los menores de tres años, actualmente hay en el Sistema 2.492 niños. De ellos, el 55% son varones. La mayoría de estos menores tienen una valoración de gran dependencia (Grado III).

Menos tiempo de espera

El informe también destaca que la burocracia que rodea la gestión del servicio tiende a aminorarse. El tiempo medio de espera de los dependientes desde que se les reconoce su derecho a la prestación hasta que la reciben ha descendido diez puntos en el último año. En función del tipo de minusvalía, el 56,65% de los dependientes registran una discapacidad física y el 43,35% sufren una discapacidad mental o intelectual.

El tiempo medio de espera de los dependientes desde que se les reconoce su derecho a la prestación hasta que la reciben ha descendido diez puntos

Hasta el 1 de enero de 2011 se prestaban 414.277 servicios y 385.732 prestaciones económicas. Del total de prestaciones económicas, 384.985 son de cuidados en el ámbito familiar, es decir, el 48,12% del total. Según disminuye el grado y nivel de dependencia, se incrementa la prestación de servicios en domicilio -ayuda a domicilio y teleasistencia-, así como la prestación de cuidados en el entorno familiar.

La importante presencia de prestaciones de cuidados se explica por la tradición de cuidados en el entorno familiar y la voluntad de las personas mayores de vivir en su domicilio. La encuesta sobre personas mayores 2010 del Imserso indica que el 87,3% eligen permanecer en su hogar por tener una vivienda en propiedad o por el importante peso de la atención en el medio rural. Estas razones también explican la gran presencia de servicios en el domicilio, 240.316 en total, el 30% de todas las prestaciones del sistema.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones