Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

MSF advierte de que los recortes en la lucha contra el sida ponen en peligro la vida de nueve millones de pacientes

En ocho países del África subsahariana se ha frenado la incorporación de nuevos enfermos en los programas de tratamiento

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 15 julio de 2010
El descenso de las aportaciones de los grandes financiadores internacionales amenaza los avances que se habían logrado en la lucha contra el VIH/sida en los últimos años y pone en peligro la vida más de nueve millones de pacientes, dos tercios de ellos en el África subsahariana, según ha alertado Médicos sin Fronteras (MSF) en el informe "No es momento de rendirse: crisis en la financiación de la lucha contra el sida en África", que coincide con la Conferencia Internacional de Sida, que se celebrará en Viena del 18 al 23 de julio.

Según este estudio, en ocho países del África subsahariana, esta reducción de la financiación ya tiene consecuencias en numerosos programas de tratamiento, que se han visto obligados a frenar la incorporación de nuevos pacientes. Además, el suministro de fármacos antirretrovirales (ARV) está amenazado a medio y largo plazo.

La ONG explicó que el informe se ha elaborado a partir de los análisis realizados en Malaui, Mozambique, Zimbabue, Sudáfrica, Lesoto, Kenia, Uganda y República Democrática del Congo, con el fin de ilustrar en qué medida, en el último año y medio, las principales instituciones financiadoras, como PEPFARi, el Banco Mundial, UNITAID y parte de los donantes del Fondo Mundial para la Lucha contra el Sida han decidido congelar, reducir o retirar sus aportaciones a los programas de tratamiento del VIH.

El PEPFAR del Gobierno estadounidense ha reducido los fondos destinados a la compra de ARV en 2010, y ha congelado el conjunto del presupuesto para programas de VIH/sida. Por su parte, UNITAID y el Banco Mundial han anunciado reducciones en los próximos años de la financiación para ARV en Malaui, Zimbabue, Mozambique, Uganda y República Democrática del Congo (RDC).

Tratamiento de por vida

MSF señaló que la terapia ARV "es un tratamiento vital de por vida", lo que significa que el número de pacientes en tratamiento aumenta de forma acumulativa cada año, y ello requiere cada vez más fondos sostenibles. Sin embargo, desde 2009, se han estancado las aportaciones de los principales donantes del Fondo Mundial, la institución financiadora más importante en la lucha contra el sida, que sufre ya un gran déficit de fondos.

Otro riesgo del descenso de la financiación internacional es que los enfermos podrían empezar a compartir sus fármacos, con la consiguiente reducción de las dosis y el aumento del riesgo de transmisión y resistencia del virus. Además, aumentará la incidencia de enfermedades relacionadas con el sida, como la tuberculosis.

También comienza a ser una realidad la disminución de suministros y stocks de medicamentos, "y serán cada vez más frecuentes si los fondos escasean". Entre 2009 y 2010, MSF se encontró con un número creciente de solicitudes de suministros de emergencia por parte de países como Malaui, Zimbabue, RDC, Kenia, Uganda, Guinea y República Centroafricana.

Por último, la coordinadora médica de MSF, Ana Zarategui, advirtió de que la retirada de donantes alterará las características de la epidemia, con un incremento del número de pacientes en busca de atención sanitaria y un aumento de la mortalidad, con lo que se reproducirá el escenario de hace unos años, cuando los enfermos eran "como apestados" y el tratamiento se racionaba entre unos pocos afortunados.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones