Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Paz y conflictos mundiales

En la actualidad hay vigentes una treintena de conflictos armados, algunos llevan más de 20 años de negociaciones de paz

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 21 septiembre de 2006

Cada minuto una persona muere víctima de la violencia armada. Los conflictos a nivel mundial no cesan y cada día surgen nuevas contiendas que provocan miles de muertos, heridos, desplazamientos y destrucción. Con el objetivo de que al menos durante un día cesen las hostilidades, la ONU estableció el 21 de septiembre como Día Internacional de la Paz. Este año, la jornada se conmemora rodeada de un buen número de negociaciones de paz -dos de cada tres conflictos han iniciado este proceso-, aunque algunas de las más antiguas, como la de Colombia, llevan 22 años en este menester. Las ONG abogan por un mayor compromiso de la comunidad internacional y reclaman el mismo trato mediático y político para todos los conflictos con un mismo lema: “que se dé visibilidad a todas las guerras”.

Negociaciones de paz

Según datos de la Escuela de Cultura de Paz, el pasado año finalizó con unas 30 negociaciones de paz en marcha. En total, dos de cada tres conflictos se encontraban en proceso de negociación o con un proceso más o menos consolidado. ‘El Anuario 2006 de Procesos de Paz’ desvela, además, que:

  • La gran mayoría de los conflictos sólo se resuelven por la vía de negociaciones y no por una victoria militar.

  • En los conflictos actuales se negocia antes y con más celeridad que hace dos o tres décadas.
  • Los líderes de los grupos en conflicto con más años de liderazgo tardan el doble de tiempo en iniciar negociaciones que los líderes que llevan menos años.
  • Las convicciones religiosas son una característica específica de la mitad de los líderes de los grupos armados y de su programa.
  • Los procesos del continente asiático han tenido una evolución más positiva que los africanos.
  • Dos de cada tres conflictos utilizan mediaciones o facilitaciones externas, tanto de países como de organismos regionales o internacionales.

Sin embargo, ¿Por qué no se terminan de solucionar todos los conflictos? “Tal vez porque de ellos no se extraen tantos réditos políticos o porque son contextos desconocidos y muy complejos que requerirían de un análisis profundo y de un acompañamiento sostenido”, responde María Villellas. En su opinión, resolver un conflicto no es una cuestión de un día, sino que requiere del esfuerzo de años y un enorme compromiso político“Resolver un conflicto no es una cuestión de un día, sino que requiere del esfuerzo de años y un enorme compromiso político” que no todos los gobiernos están dispuestos a dar. “También está el tema de los recursos naturales, es decir, de aquellas regiones de las que se pueden extraer recursos naturales, como petróleo u otros minerales. Por eso interesa solucionar el conflicto armado, para poder beneficiarse o que prosiga para que sea más fácil acceder a determinados recursos debido al descontrol que existe. Es una suma de factores la que hace que se preste o no atención a estas situaciones”, especifica.

Entre las razones para el fracaso o retraso en las negociaciones de paz, la Escuela de Cultura de Paz resalta la desconfianza entre las partes, la inseguridad que sienten los participantes, las violaciones del alto el fuego, cierto desacuerdo sobre el formato del proceso de negociación, la percepción de problemas de seguridad para llevar a cabo las negociaciones y las diferencias sobre la agenda a discutir o la interpretación de la misma. Además, recoge dificultades para realizar la fase de desmovilización y desarme de los grupos armados, discrepancias en el reparto del poder político, dificultad de gestionar el estatus de grupos calificados como terroristas, problemas surgidos en el interior de los equipos negociadores y la inclusión de determinados grupos en listas de grupos terroristas “por las limitaciones a que son sometidos los negociadores de estos grupos, como el caso de Nepal, Sri Lanka o Filipinas”. Para Miguel Ángel Rodríguez la clave está en que la negociación sea “lenta y pausada, pero muy coherente y consistente”. En la treintena de conflictos que se encuentran en la actualidad en negociaciones de paz, la mitad ha necesitado entre uno y diez años para empezar estas negociaciones y la otra mitad más de 16 años.

“No obstante, cuando se firma un acuerdo de paz o un alto el fuego, eso no es más que un punto y aparte y un comienzo de un largo proceso de rehabilitación y reconstrucción de la sociedad civil, de edificios, de políticas que vuelvan a tejer la base social de ese país. Comienza un largo proceso de reconciliación y de reconstrucción muy a largo plazo porque hay unas heridas que van a tardar mucho en cicatrizar. Hay que poner en marcha programas de tipo social, económico y político e implicar a la propia comunidad afectada. Eso es fundamental. La población afectada tiene que ser partícipe de su reconstrucción y de sus programas de reconciliación”, recomienda el portavoz de Cruz Roja española.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones