Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Derechos humanos

Trabajo infantil

En el mundo hay 218 millones de niños y niñas que trabajan: 126 millones en trabajos peligrosos y 8,5 millones en condiciones de esclavitud

Cada año, el Día mundial contra el trabajo infantil recuerda que hay millones de niños y niñas en todo el mundo que desempeñan una actividad económica, en muchos casos, en condiciones de explotación. La cifra ha disminuido, pero aún es preocupante: hay 218 millones de menores que trabajan. De ellos, 126 millones realizan una labor peligrosa y 8,5 millones se consideran jóvenes esclavos. Los datos asustan y las ONG no se cansan de repetir que “la desaparición de la esclavitud infantil debe ser una prioridad para todos”.

Situación en España y en otros países

Las zonas en las que el trabajo infantil preocupa especialmente son Asia y el Pacífico, África subsahariana y septentrional, Latinoamérica, Caribe y Oriente Medio. En ellas algunos niños y niñas sobreviven como auténticos jóvenes esclavos, con amenazas físicas o en condiciones de violencia sexual. Durante años, son obligados a realizar largas jornadas de trabajo y con salarios muy bajos. El informe de Save the Children revela que en España, “como en el resto de países desarrollados”, también hay formas de trabajo infantil que vulneran los derechos del niño, “aunque en menor medida que en aquellos países afectados por la pobreza crónica o por conflictos armados”. El hecho más sangrante, a su juicio, es la escasez de datos oficiales al respecto, que refleja cómo estamos ante un problema al que no se le presta la atención que merece.

España es, como muchos otros, un país de destino y tránsito de niños víctimas de la trata ilegal. Estos pequeños proceden de Rumania, Rusia, Brasil, Colombia, Nigeria, Ecuador, Guinea, Sierra Leona, Bulgaria, y Ucrania. Desde aquí parten hacia otros países como Alemania, Francia y Portugal, o son, en menor medida, obligados a realizar trabajos forzosos en la agricultura, la construcción y labores domésticas. Además, hay jóvenes entre 17 y 18 años que son introducidas en el país de forma ilegal y explotadas sexualmente. En algunas zonas, el absentismo escolar es tan grande que se facilita la posibilidad de caer en el trabajo infantil. Además, los menores no acompañados son un colectivo muy vulnerable a sufrir alguna forma de explotación.

Algunos datos para la reflexión

  • Hasta 800.000 personas al año son víctimas de la trata en África occidental, muchas de ellas niños.
  • En Costa de Marfil se ha encontrado a 12.000 niños trabajando en las plantaciones de cacao. Se sospecha que muchos han sido introducidos ilegalmente en el país.
  • En India hay entre 270.000 y 400.000 niñas prostitutas. En Brasil, medio millón de niñas y niños son explotados sexualmente con fines comerciales.
  • En Nepal hay aproximadamente 200.000 trabajadores forzosos por endeudamiento. En la provincia de Sindh, en Pakistán, casi siete millones. Muchos de ellos menores.
  • Casi 18.000 menores trabajan en minas de oro, plata y cobre en Filipinas; 200.000 en la región del Sahel, en África occidental; el 20% de los mineros de una cantera india también son menores.
  • En las zonas tabaqueras de Malawi el 78% de los menores entre 10 y 14 años trabaja para que sus familias puedan alcanzar las cuotas diarias obligatorias y conservar sus hogares.
  • El 75% de las niñas que pasaron por los centros de cuidado interno en Liberia aseguró haber sufrido abusos sexuales durante la guerra. En la República Democrática del Congo, las milicias han reclutado a unos 11.000 menores.
  • Niñas de Nepal y Bangla Desh son enviadas regularmente a India como esposas en “aldeas de solteros”.
  • En Oriente Medio y el norte de África las niñas contraen matrimonio bajo el sistema siqueh, un método seudo legal que utilizan los hombres para mantener relaciones sexuales con las pequeñas.
  • Entre 66.000 y 86.000 niñas marroquíes son esclavas domésticas. A veces, desde los siete años.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones