Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Tres ONG publican un libro con directrices para erradicar el hambre antes de 2015

Más de 800 millones de personas en el mundo presentan un estado nutricional deficiente

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 19 octubre de 2005
Las organizaciones humanitarias Prosalus, Cáritas y Veterinarios Sin Fronteras han elaborado un libro con medidas para conseguir uno de los Objetivos del Milenio de la ONU: erradicar el hambre antes del año 2015.

"Directrices voluntarias para el derecho a la alimentación", que fue presentado ayer en Madrid por el subsecretario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Santiago Menéndez de Luarca, pretende ser un manual útil para el diseño de estrategias gubernamentales en la lucha contra el hambre.

Durante la presentación, el director de Prosalus, José María Medina, explicó que el libro forma parte de la campaña "Derecho a la Alimentación. Urgente" que iniciaron estas tres organizaciones en 2003, aunque comenzaron su trabajo conjunto a raíz de la Cumbre Mundial de la Alimentación.

La finalidad es "incidir sobre las autoridades para que en 2015, los 825 millones de personas hambrientas que hay en la actualidad en el mundo, se reduzcan a 520 millones, y no a 750 millones tal y como ocurrirá en realidad si no cambian las cosas", apuntó Medina.

Soberanía alimentaria

Para lograr este objetivo, el libro propone que las políticas agropecuarias no se fundamenten en parámetros de productividad, sino que incorporen un enfoque de soberanía alimentaria y de respeto al medio ambiente que permita a los pueblos tener sus propias estrategias de producción, distribución y consumo de alimentos.

El director de Prosalus recordó que el 70% de las personas hambrientas que hay en el planeta pertenece a zonas rurales, y que aunque en los últimos 30 años se ha reducido el porcentaje de hambrientos, el derecho a la alimentación no está reconocido por la mayoría de los Estados como un derecho fundamental.

Asimismo, indicó que aquellas personas que ven vulnerado este derecho no pueden reclamar a sus gobiernos su protección y garantía, y denunció que las políticas agropecuarias que se han impulsado en las últimas décadas, pese a haber conseguido un aumento del volumen de producción mundial de alimentos, no han solucionado el problema del hambre.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones