Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Un millón de familias centroamericanas podrían quedarse sin comida antes de febrero

La sequía que padece el llamado "Corredor Seco" ha producido pérdidas de entre el 50 y el 100% en las cosechas de maíz, frijol y sorgo, componentes básicos en la dieta de la región

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 11 enero de 2010
Centroamérica podría volver a vivir una crisis alimentaria como la que azotó a la zona en 2002, según ha alertado Acción contra el Hambre (ACH). La ONG ha advertido que la sequía que padece el llamado "Corredor Seco", que comprende zonas de Guatemala, Honduras y Nicaragua, ha producido pérdidas de entre el 50 y el 100% en las cosechas de maíz, frijol y sorgo, componentes básicos en la dieta de la región y coloca a las familias más vulnerables, un millón de hogares, en una delicadísima situación de cara a los próximos meses: "las reservas de alimentos no van a llegar a febrero y no habrá semillas para la primera cosecha de 2010".

Los más afectados por esta situación son los pequeños agricultores, que producen mayoritariamente para autoconsumo, y las principales víctimas de la desnutrición crónica serán los menores de cinco años, sobre todo las chicas. Aunque los resultados de una encuesta realizada en siete departamentos de los tres países antes citados sobre la situación alimentaria y nutricional no ha detectado casos extremos de desnutrición severa. "Por el momento lo que se ha producido es un aumento alarmante de casos de menores que no crecen bien, pues presentan una ganancia mínima de peso respecto a su edad", ha indicado ACH.

El fenómeno climático de "El Niño" provocó un importante déficit hídrico durante 2009 en el "Corredor Seco", que se presentó con mayor intensidad durante julio, agosto y septiembre, meses clave para la producción de granos básicos. En esta zona viven la mitad de los 1,9 millones de pequeños productores centroamericanos de granos básicos, y la mayoría de ellos dependen directamente de su propia producción para comer. Se prevé que el periodo de carestía alimentaria de 2010 (conocido como "el hambre estacional") va a ser más largo y más difícil que otros años, pues abarcará de marzo a agosto, mes de cosecha.

"No sabemos de qué van a vivir estas familias durante estos meses difíciles. Durante este periodo, los programas de protección social y asistenciales de los gobiernos serán claves para la supervivencia de los hogares más vulnerables", ha declarado José Luis Vivero, Coordinador Regional de Acción contra el Hambre para Centroamérica. En algunas zonas de Guatemala, la ONG detectó ya en octubre desnutrición aguda severa en uno de cada diez niños, cuando esta enfermedad parecía estar ya casi desaparecida de la región.

Por el momento, el trabajo como jornaleros en el café o la caña de azúcar proporciona a la población más vulnerable unos ingresos con los que hacer frente a esta situación, y por ello la precaria situación alimentaria no se ha traducido todavía en una crisis nutricional en los más pequeños. Sin embargo, el exceso de mano de obra en estos sectores y los efectos de la sequía sobre estos cultivos han mermado las oportunidades de empleo este año. Además, los mecanismos de amortiguamiento del "estrés alimentario" funcionan por ahora, ha dicho ACH.

Para intentar paliar esta situación ACH sugiere ampliar la cobertura de los programas gubernamentales y asegurar las semillas para la próxima cosecha. Sólo así "podremos garantizar el derecho a la alimentación de estos hogares y evitar la crisis en ciernes", ha asegurado Vivero.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones