Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Unicef solicita ayuda urgente para los niños afectados por el conflicto en Georgia

El 40% de los 160.000 desplazados son menores de 16 años

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 21 agosto de 2008
Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef) ha hecho un llamamiento urgente de ayuda a la comunidad internacional para cubrir las necesidades más inmediatas de los niños y mujeres desplazadas por la crisis de Georgia. El organismo dice que se necesita agua, comida y saneamiento, así como recursos para la educación y protección infantil.

Según sus cálculos, el 40% de los 160.000 desplazados son menores de 16 años que huyen del conflicto en Osetia del Sur, refugiándose en otras zonas de Georgia. Unicef ya ha repartido equipos de higiene y agua embotellada a 3.600 mujeres y niños que se encuentran en los alrededores de la capital georgiana, Tiblisi.

La mayor parte de los desplazados han sido acomodados en 170 instalaciones temporales establecidas en guarderías, escuelas y edificios públicos y del gobierno. Sin embargo, la mayoría de estos refugios carecen de equipamientos básicos, como baños, agua potable y suministro eléctrico. "El edificio está en reformas, pero no tenemos otro sitio al que ir. Aquí no hay electricidad, ni agua potable ni comida. No tenemos camas en las que dormir. La mayoría de nosotros estamos desesperados, estamos realmente perdidos", dice Eka Gogiashvili, que ahora está viviendo con sus tres hijos en el edificio de una antigua clínica en Tiblisi.

Suministros para 6.000 familias

La agencia de la ONU dice que está concentrando sus esfuerzos en la distribución de suplementos nutricionales para los niños y artículos de higiene. Además, ya está enviando desde su almacén central en Copenhague suministros como "escuelas en una caja", equipos recreativos, potabilizadoras de agua y pastillas potabilizadoras, así como cubos y contenedores para la distribución de agua. Estima que este material permitirá satisfacer las necesidades a corto plazo de unas 6.000 familias.

"Necesitamos poner en marcha actividades que devuelvan a los niños algo de normalidad, así como asegurar que los mecanismos de protección y los estándares de salud se cumplen para ellos", señaló Benjamin Perks, representante en funciones de Unicef en Georgia.

La organización humanitaria también prevé ofrecer servicios de apoyo psicosocial para los niños desplazados y garantizará el acceso a la educación una vez se reinicie el curso en septiembre.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones