Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Voluntariado de hospital, una tarea muy gratificante

Exige habilidad para afrontar situaciones difíciles, pero los voluntarios aseguran que la sonrisa de los pacientes compensa

El voluntariado en hospitales es muy gratificante. No se compensa económicamente, pero tiene un premio mayor: la sonrisa de agradecimiento de los pacientes. Coinciden en ello todas las personas que dedican su tiempo a esta labor altruista y que, antes de visitar a los enfermos, deben realizar un curso de formación. En él aprenden a tratar a los pacientes, a escucharles y a afrontar situaciones delicadas que pueden darse durante el desarrollo de la actividad. Además, cuando la situación lo requiere, se selecciona a los voluntarios que tienen la estabilidad y fortaleza suficientes para soportar los momentos más duros. A pesar de ello, no están solos. Cuentan en todo momento con el apoyo de la organización con la que colaboran.

Otras formas de voluntariado

Una vez que los pacientes salen del hospital, comienza una nueva etapa. Hasta hace poco, los voluntarios no formaban parte de ella, pero la situación ha cambiado.

  • Voluntariado en domicilio

La Asociación Española Contra el Cáncer apuesta fuerte por esta modalidad. “Es un objetivo prioritario”, asegura Dori Martínez. Sobre todo las personas mayores o extranjeras tienen más riesgo de estar solas y carecer de recursos suficientes para mantenerse, por lo que la AECC forma a voluntarios para que les acompañen en casa o acudan con ellos al hospital para recibir el tratamiento correspondiente.

  • Voluntariado de Cuidados Paliativos
  • Por su parte, la misión fundamental de de cuidados paliativos es “ofrecer su disponibilidad para el enfermo y servir de apoyo y compañía”. Con este fin, recibe una formación específica y se le da la oportunidad de compartir sus experiencias con el equipo interdisciplinar en que se integra: médicos, enfermeras, psicólogos, asistentes sociales y asistentes espirituales.

    • Voluntariado en quirófano

    Es la apuesta de futuro de Avolhal. “Estamos analizando la posibilidad de estar en los quirófanos” precisa Manuel Costa. La idea es “romper la incertidumbre” de los familiares cuando la persona enferma se somete a una operación: “durante la intervención, los seres queridos no saben nada, nadie les informa. Por eso pretendemos que sean los voluntarios quienes lo hagan”.

    En concreto, la entidad estudia la posibilidad de destinar dos voluntarios a esta tarea. Uno de ellos estaría ubicado en la sala de entrada al quirófano, mientras que el otro permanecería en la sala de espera con los familiares. La comunicación entre ambos permitiría a su vez la comunicación con los familiares. “Tenemos prevista una reunión en septiembre para avanzar en esta idea”, adelanta el coordinador de Avolhal.

    • Voluntariado con mujeres mastectomizadas

    En Alicante, la Asociación Provincial de Mujeres Mastectomizadas (APMA, 965 217 955) apoya a quienes acaban de ser operadas de cáncer de mama. Les ofrece asistencia social y psicológica (también a los familiares), organiza charlas-coloquio con expertos, informa sobre ropa íntima o prótesis, realiza visitas en hospitales, talleres de natación o manualidades y jornadas de convivencia.

    Paginación dentro de este contenido


    Te puede interesar:

    Infografías | Fotografías | Investigaciones