Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Bruselas responsabiliza a los operadores de la falta de competencia en el mercado del “roaming”

Asegura que han fijado el precio máximo permitido por la UE para el uso del móvil en el extranjero y por eso no ofrecen tarifas más baratas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 30 junio de 2010
Los operadores de telefonía son los responsables de la falta de competencia en el mercado del "roaming" o llamadas en itinerancia por fijar el precio máximo permitido por la Unión Europea (UE) para el uso del móvil en el extranjero y no ofrecer tarifas más bajas, según señaló ayer la Comisión Europea (CE). El coste de las llamadas en itinerancia ha disminuido más del 70% desde 2005 y enviar mensajes de texto entre los Estados miembros de la UE cuesta un 60% menos gracias a los límites máximos de precios fijados por las normas comunitarias que se introdujeron en 2007, según un estudio publicado por el Ejecutivo comunitario.

A pesar de ello, los consumidores "no disfrutan todavía de unas tarifas mucho más bajas que las impuestas por las normas de la UE". Por ello, el informe de la CE concluye que la competencia en el mercado de la itinerancia europeo "no es todavía lo bastante intensa como para ofrecer un mayor surtido y precios mejores a los consumidores". "Tres años después de la entrada en vigor de estas normas, la mayoría de los operadores fija unos precios al por menor que oscilan en torno a los límites máximos legales autorizados. Más competencia en el mercado de la itinerancia de la UE brindaría mejores opciones e incluso mejores precios a los consumidores", dijo la vicepresidenta de la Comisión responsable de Telecomunicaciones, Neelie Kroes.

El trabajo del Ejecutivo comunitario señala que los precios al por menor tienden a oscilar en torno a los límites de precios establecidos por la UE. A finales de 2009, el precio máximo legal de la UE de las llamadas vocales en itinerancia era de 0,43 euros por minuto y los consumidores pagaban una media de 0,38 euros por minuto por efectuar una llamada telefónica en itinerancia. Los consumidores acogidos a la eurotarifa también pagaban una media de 0,17 euros por minuto por las llamadas recibidas en itinerancia, un precio ligeramente inferior al límite legal de 0,19 euros.

Las normas de la UE dejan a los operadores un amplio margen para ofrecer tarifas de itinerancia más atractivas por debajo de los límites reglamentarios, argumentaron desde Bruselas. En última instancia, la diferencia entre las tarifas nacionales y en itinerancia debería tender a anularse para 2015, de acuerdo con los objetivos de la Agenda Digital para Europa. La CE espera que los operadores repercutan a los consumidores el ahorro conseguido al por mayor y que cobren unos precios al por menor más bajos, aspecto que seguirá sometido a control, apuntó.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones