Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Denuncian que los fabricantes de antivirus lanzan alarmas infundadas para incrementar sus ventas

Tantas advertencias pueden llevar al usuario a hacer caso omiso y descuidar la seguridad de su equipo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 2 julio de 2002
Los fabricantes de programas antivirus podrían estar exagerando el peligro de los males informáticos para incrementar las ventas, según denuncias de críticos aparecidas en distintas páginas web de tecnología.

Los expertos señalan que tantas advertencias sobre virus que potencialmente pueden dañar el ordenador -pero que, en realidad, resultan ser prácticamente inocuos- podrían contribuir a que los usuarios hagan caso omiso de ellas y descuiden la seguridad en sus ordenadores.

El caso más reciente de "exageración vírica" ocurrió hace dos semanas cuando McAfee, el fabricante de software con sede en Silicon Valley (EE.UU.), hizo saltar las alarmas con un virus que, en teoría, se esparcía a través de uno de los usos más populares de Internet, las fotografías digitales con extensión JPEG.

McAfee señaló en un comunicado de prensa que, "potencialmente, ningún fichero del ordenador estaba a salvo". Sin embargo, nadie se infectó con este virus.

Los críticos denuncian a los fabricantes de antivirus por lanzar estas alarmas infundadas, algo que -aseguran- indirectamente les sirve para incrementar sus ventas de "paquetes" de software.

Atención garantizada

Rob Rosenberg, director de la página especializada en virus VMyths, cree que McAfee era consciente de que al referirse a la popular extensión "JPEG" tenía prácticamente garantizada la atención de los medios de comunicación.

Tanto Rosenberg como el resto de editores de esta web también critican el que se advierta sobre virus que resultan ser mucho menos terroríficos de lo que en realidad son.

Este fue el caso del temido "Michelangelo", en 1992, programado para activarse en el cumpleaños del artista italiano y destruir ficheros de millones de ordenadores, pero que posteriormente resultó ser prácticamente inocuo.

Con el cambio de siglo se produjo un fenómeno similar, ya que se advirtió de una pléyade de virus y otras catástrofes informáticas que nunca llegaron a materializarse.

Aunque las advertencias en sí no son negativas, puesto que nadie sabe lo que podría haber ocurrido sin su existencia, algunos temen que estas amenazas estén comenzando a tener el efecto opuesto.

Esta actitud podría explicar porqué uno de los últimos virus aparecidos, el "Klez", continuó haciendo de las suyas en ordenadores personales de todo el mundo varias semanas después de que fuese detectado: los programas antivirus sí pueden detenerlo, pero sólo para los usuarios que tengan suscripciones actualizadas.

Según la compañía de seguridad informática MessageLabs, "Klez" superó a "SirCam" como el "gusano" más dañino, y desde finales de abril ha detectado 800.000 copias del virus.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones