Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

El nuevo reglamento de Infraestructuras Comunes de Telecomunicaciones favorecerá la introducción de fibra óptica en los hogares

El objetivo es facilitar la instalación de estas infraestructuras de acceso a la banda ancha ultrarrápida en los edificios de nueva construcción

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 14 marzo de 2011
El nuevo Reglamento de las Infraestructuras Comunes de Telecomunicaciones (ICT) para el acceso a los servicios de telecomunicación -telefonía, banda ancha, radio y televisión- en el interior de las edificaciones favorecerá la conexión de los hogares a redes de fibra óptica que permiten el acceso a la banda ancha ultrarrápida, según informó el Ejecutivo central tras aprobar la normativa en Consejo de Ministros el 11 de marzo. El Gobierno señaló que el objetivo de este reglamento es facilitar la introducción de las infraestructuras de acceso ultrarrápido en los edificios de nueva construcción e impulsar, de este modo, su despliegue por parte de los operadores.

Estas infraestructuras suponen la construcción e instalación en los edificios de recintos destinados a albergar los equipamientos de telecomunicaciones, canalizaciones y demás elementos necesarios para los cableados interiores, cableado de las diferentes redes (par de cobre, cable coaxial y fibra óptica), antenas y cableado para la recepción del servicio de radio y televisión. Por su parte, los operadores despliegan sus redes desde la entrada del edificio y llegan hasta los recintos destinados al equipamiento donde se produce la interconexión con las redes de Infraestructuras Comunes de Telecomunicaciones.

El nuevo reglamento aprobado por Real Decreto actualiza el anterior de 2003 para incluir la fibra óptica, además del cable coaxial y el tradicional par de cobre, entre las redes de acceso a los edificios, en línea con los objetivos de la Agenda Digital Europea. Además, actualiza la normativa técnica sobre radio y televisión para adecuarla al escenario de la TDT. Esta nueva normativa afecta a todo tipo de viviendas, tanto libres como de protección oficial.

Hogar digital

La nueva normativa también introduce los elementos necesarios para que este tipo de infraestructuras puedan diseñarse de tal forma que resulte sencilla su evolución y adaptación al concepto de Hogar digital y a la obtención de los beneficios que éste proporciona a sus usuarios: mayor seguridad, ahorro y eficiencia energética, accesibilidad, etcétera. La adaptación a los estándares de Hogar digital "es voluntaria por parte del promotor", precisó el Ejecutivo. El reglamento incluye la forma de clasificar las viviendas, en función de las funcionalidades y dispositivos de Hogar digital que incorporan. De esta forma, se ofrece un marco de referencia, basado en parámetros totalmente objetivos, que permitirá a los promotores y a las administraciones públicas evaluar las edificaciones, mientras que los compradores finales de viviendas contarán con una información contrastable en esta materia.

Las Infraestructuras Comunes de Telecomunicaciones nacen en el marco del proceso de liberalización del sector. Así, el reglamento aprobado el 11 de marzo facilita el derecho de los ciudadanos a acceder a cualquier operador de telecomunicaciones que preste servicio en la zona y "asegura la competencia efectiva entre operadores al proporcionar igualdad de oportunidades para hacer llegar sus servicios hasta sus clientes", aseguró el Gobierno.

El Ejecutivo defendió que el despliegue de estas infraestructuras resulta esencial para el desarrollo social y económico de España, y va a contribuir de forma destacada a la generación de actividad económica y de empleo. En este sentido, los operadores de redes fijas y de comunicaciones móviles diseñan sus planes de futuro con importantes inversiones en las infraestructuras de acceso ultrarrápidas. En conjunto, estos operadores han anunciado inversiones que sólo en este tipo de redes superan los 2.500 millones de euros anuales. Además, la actualización de los edificios antiguos para dotarles de la nueva ICT, con la instalación de fibra óptica hasta el hogar, "incidirá de forma positiva en el empleo". En total se estima que estas actividades generarán unos 20.000 nuevos empleos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones