Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Hardware

Bluetooth, adiós a los cables en las distancias cortas

Sustituye a la mayoría de los engorrosos cables de un ordenador o aparato electrónico

Cuándo escoger Bluetooth y cuándo Wi-Fi

Además de Bluetooth, existen otras tecnologías de comunicación inalámbrica, como Wi-Fi o los rayos infrarrojos. Este diversidad provoca que muchas veces no sea fácil decidir cuál de ellas es la más adecuada para cada situación, o si son tecnologías competidoras o, por el contrario, complementarias.

Los rayos infrarrojos tienen muchas limitaciones con respecto al resto de tecnologías sin cables. Necesitan de una línea de visión directa, sin ningún tipo de obstáculo visual, por lo que su utilidad prácticamente se reduce a los mandos a distancia de los televisores.

Por lo tanto, Bluetooth y Wi-Fi son las dos tecnologías que plantean más dudas y preguntas. En el caso de tener que adquirir algún dispositivo, como un PDA, puede ser difícil decidir si ha de ser compatible con Bluetooth o con Wi-Fi. ¿Hasta qué punto es útil Bluetooth cuando ya existe Wi-Fi? ¿Si ya se dispone de un PDA con conectividad Wi-Fi al ordenador, para qué hace falta Bluetooth? ¿No sobra una de las dos tecnologías? La respuesta es no: son complementarias.

Wi-Fi es una tecnología pensada para crear redes de ordenadores. Dispone de un mayor alcance (unos 300 metros en una instalación estándar) y de una mayor capacidad de transferencia, que ronda los cinco megas por segundo (un disquete contiene casi un mega y medio de capacidad). Su gestión es más avanzada y complicada que la de Bluetooth porque necesita de todos los parámetros necesarios para poder configurar una red.

Por el contrario, Bluetooth es una tecnología pensada para sustituir los cables en una longitud corta. Su alcance no supera los diez metros, y la cantidad de información que puede transmitir es muchísimo más pequeña que Wi-Fi: no llega a los diez kilobytes por segundo. Al estar enfocado a sustituir los actuales cables, no necesita de ningún tipo de configuración ni interacción por parte del usuario. Además, los distintos dispositivos Bluetooth pueden interactuar entre ellos sin necesidad de un ordenador que controle el proceso. Así, por ejemplo, es posible imprimir una fotografía desde un PDA enviándola directamente a la impresora.

Por lo tanto, cada tecnología sirve a unas necesidades distintas. Wi-Fi sirve para crear redes entre ordenadores, mientras que Bluetooth está pensado para interconectar automáticamente todo tipo de pequeños dispositivos, cercanos entre si y que necesiten intercambiar pocos datos.

Así, en el caso de la adquisición de un PDA, todo depende del uso que se le quiera dar. Si lo único que se desea es poder sincronizarlo con el ordenador para así gestionar los contactos, agenda del día, etc, la elección sería Bluetooth. Sin embargo, si además de sincronizarlo con el ordenador se desea acceder a Internet mediante el PDA, desde cualquier punto de casa o de la oficina, la elección será Wi-Fi; nos dará una mayor cobertura y velocidad.

Aún así, conviene tener en cuenta que hay ciertos casos en los que ni Wi-Fi ni Bluetooth son una solución válida. Por ejemplo, ante la necesidad de mostrar las imágenes generadas por el ordenador en el monitor, o de mover las fotografías de una cámara digital al disco duro del ordenador, sigue siendo imprescindible usar cables físicos que den la velocidad de transferencia necesaria.

Paginación dentro de este contenido

  • Ir a la página anterior: « 
  • Estás en la página: [Pág. 2 de 2]

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto