Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Hardware

Bluetooth, adiós a los cables en las distancias cortas

Sustituye a la mayoría de los engorrosos cables de un ordenador o aparato electrónico

No sólo sirve para ordenadores

Pero Bluetooth no sólo está pensado para conectar periféricos a los ordenadores. Sus posibilidades son amplias en todos aquellos campos en los que las distancias sean cortas y la información a transmitir no sea excesiva:

Teléfonos móviles: los móviles equipados con Bluetooth (cada vez son más los modelos que lo incluyen) permiten conectarse directamente a otros terminales compatibles. El coste de la comunicación es cero, ya que no se utiliza la red de ninguna operadora, y las ventajas son muchas: compartir la agenda de contactos, intercambiar melodías, iconos, fotografías, etc.

Ocio: algo tan común como escuchar música por la calle, mediante el clásico walkman, se convierte en una experiencia distinta gracias a Bluetooth. Los auriculares inalámbricos que ya existen en el mercado aumentan la libertad de movimientos y evitan los incómodos cables. Incluso juguetes como los típicos coches teledirigidos por control remoto han empezado a usar Bluetooth como sistema de comunicación entre los mandos de control y el coche. Lo mismo ocurre con los mandos a distancia de los televisores, que mejoran las prestaciones de los actuales permitiendo cambiar de canal sin apuntar directamente al televisor.

Domótica: los electrodomésticos de casa pueden comunicarse entre sí usando Bluetooth. En la actualidad ya existen ollas a presión que se comunican con la vitrocerámica para regular el tiempo y potencia de cocción, apagándose cuando ésta ha terminado. Otras aplicaciones, como controlar diversos aspectos de una casa (subir o bajar las persianas, encender la luz, poner en marcha la lavadora), también son posibles en la actualidad mediante una llamada de teléfono. Sin embargo, y a pesar de que la teoría diga que es posible, todavía está lejos el momento en el que el frigorífico se comunique con el horno y la vitrocerámica, para posteriormente indicarle al ordenador que se ha acabado algún alimento y que éste se encargue de comprarlo automáticamente en un supermercado online.

Sector automovilístico: la industria automovilística se caracteriza por la fuerte apuesta que ha realizado por esta tecnología. Aunque en la actualidad la mayoría de los fabricantes se ha esforzado en lanzar al mercado kits de manos libres para el móvil vía Bluetooth, las posibilidades van más allá. Sistemas de navegación, altavoces, lectores de CDs o consolas de videojuegos conectadas al automóvil mediante Bluetooth son el siguiente paso.

Medios de pago: la progresiva adopción de Bluetooth por los teléfonos móviles puede transformarlos en medios de pago como si de una tarjeta de crédito se tratasen. Para que una tarjeta funcione, hay que pasarla por un lector. Con Bluetooth no haría falta: con acercar el móvil al lector, éste tomaría los datos necesarios y cargaría el importe de la compra en la cuenta bancaria. Este sistema de pago podría implicar ciertos problemas de seguridad, ya que cualquier persona malintencionada podría colocar cerca un dispositivo lector de Bluetooth en el momento de pagar, pudiendo incluso acceder a algunos datos de la compra. Aunque esta situación no deja de ser un supuesto, el propio funcionamiento de Bluetooth mediante ondas de radio facilitaría el trabajo a los amigos de lo ajeno.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones