Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Hardware

¿Cómo es un móvil accesible?

Organismos, empresas e instituciones trabajan para acercar los avances de la telefonía móvil a todos los ciudadanos

Algo tan sencillo como leer un mensaje SMS no está al alcance de todos los ciudadanos. No sólo quienes tienen una discapacidad visual pueden verse frustrados ante la pantalla de un terminal móvil, también algunas personas mayores e incluso la mayoría de los usuarios tienen dificultades para manipular sus teléfonos en ocasiones. Las pantallas, los teclados o la configuración del volumen de sonido son algunos de los aspectos importantes que los fabricantes tratan de mejorar para que la telefonía móvil sea cada vez más “cosa de todos”.

Móviles accesibles "para todos"

No se trata de un asunto de minorías o colectivos especiales, sino que la accesibilidad afecta a todos los usuarios de un determinado aparato o servicio

Una de las principales premisas de la accesibilidad en cualquier campo es que no se trata de un asunto de minorías o colectivos especiales, sino que la accesibilidad afecta a todos los usuarios de un determinado aparato o servicio. Aplicado a un campo tan importante e integrado en la sociedad como es la telefonía móvil esto significa que cualquier terminal telefónico debe contar con una serie de recursos mínimos que faciliten su uso a cualquier persona, además de estar dotados de la capacidad de aumentar su accesibilidad para servir a los colectivos con dificultades específicas.

En otras palabras, un móvil accesible es aquel donde se pueden teclear los números, encender y apagar con facilidad, leer los mensajes en una pantalla lo suficientemente grande, interpretar las opciones del menú, identificar las llamadas, seleccionar los contactos y escuchar la voz del interlocutor con claridad y sin molestias. Además, por supuesto, el móvil debe ser fácil de coger con una sola mano a la vez que se maneja.

¿Quién puede decir que posee un teléfono que cumple las condiciones mínimas de accesibilidad?

Estas condiciones, que en una primera lectura resultan obvias, no lo son tanto si se analizan detenidamente las funciones de los dispositivos que actualmente hay en el mercado. ¿Quién puede decir que posee un teléfono que cumple todas estas condiciones? Realmente son pocos los aparatos plenamente accesibles, y se sitúan en el rango de los “smartphones” o teléfonos inteligentes: aquellos dotados de un sistema operativo similar al de los ordenadores. Incluso algunos modelos de la gama alta de empresas como Nokia fallan en temas como la modificación del cuerpo de letra.

¿Cómo sería un móvil accesible?

A modo orientativo, un móvil que cumpliera los requisitos mínimos de accesibilidad debería contar con una serie de requisitos. Los relatados en adelante, aunque no son los únicos, son los que más directamente afectan al común de los usuarios:

  • Tener una pantalla legible: la pantalla debe ser lo bastante grande como para que en ella puedan no sólo verse las letras o los números; también deben poder visualizarse la mayoría de las opciones del menú, de modo que los usuarios sepan hacia dónde van cuando buscan una función. Pocos móviles cumplen estas funciones, y los que lo hacen (como sucede con los móviles japoneses, que son más grandes) es más por permitir la visualización de vídeos que por motivos de accesibilidad.

  • Poder variar el cuerpo de la letra en todas las funciones: este requisito no todos los móviles lo tienen y es indispensable. Para las personas con la vista casada, por ejemplo, a partir de cierta hora de la tarde leer un mensaje del móvil o buscar un contacto se convierte en una tortura si no tienen la posibilidad de aumentar el cuerpo de letra en varios puntos. La opción de aumento del cuerpo debe ser además fácilmente reversible.

  • Posibilidad de sustituir las letras y los números por grafismos: un entorno gráfico rico y destacado puede ayudar mucho a personas con la visión disminuida, la vista cansada o con dificultades de comprensión. Los iconos del menú de funciones deben poder ampliarse o ser de por sí grandes y lo más gráficos posibles.

  • Poder asociar los contactos de la lista con imágenes y sonidos: sirve para que se sepa inmediatamente quién está llamando sin tener que forzar la vista. En lugar de ver letras o números se miran caras o se escuchan tonos específicos. Por lo tanto un móvil que pueda hacer fotografías de caras, y que permita asociar éstas con los diversos contactos, será más accesible. Lo mismo para con los sonidos y los tonos musicales: pueden ayudar a distinguir un contacto de otro.

  • Posibilidad de asociar los iconos con palabras: esto sirve para que los programas que traducen a voz el texto puedan leer cada grafismo.

  • Permitir la modulación del volumen de sonido: es fundamental que el sonido que sale por el altavoz del terminal sea ecualizable, algo que pocas veces ocurre. Aunque para la mayoría de las personas las molestias que cause un móvil mal ecualizado sean pocas, para usuarios con problemas auditivos puede llegar a ser un calvario atender el teléfono.

    Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones