Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Hardware

Escuchar MP3 en el equipo del coche

El mercado ofrece diferentes alternativas para disfrutar del popular formato de música comprimida dentro del automóvil

La música
digital se impone en los ordenadores, en los móviles, en las
videoconsolas… En todos los sitos menos en los automóviles,
donde predominan los equipos que sólo leen discos compactos
normales y aún no son mayoritarios los que reproducen MP3.
¿Qué sistemas hay para escuchar dicho formato a través de los
altavoces del coche? Los radio CD supone la
alternativa más sencilla y fácil de instalar. Ahora
bien, si se desea pagar un poco más hay varias opciones
que permiten conectar reproductores portátiles de música,
con todas las ventajas que esto conlleva en número de canciones
disponibles.

Conectar reproductores musicales a la radio del coche

Multitud de marcas han fabricado diversas soluciones para conectar los reproductores al equipo de música del coche

La otra
alternativa para escuchar MP3 en el coche consiste en conectar al
radio CD un reproductor portátil con capacidad para leer éste
y otros formatos comprimidos, que se han popularizado enormemente en
los últimos años. Como los reproductores suelen
disponer de mucha más capacidad que los discos compactos, el
número de canciones distintas que se pueden oír
mientras se conduce crece de forma exponencial. Por ejemplo, se
venden iPod de hasta 160 Gigabytes de capacidad, lo que equivale
aproximadamente a unos 40.000 temas.

Otro punto a favor de este sistema se encuentra en que resulta más fácil renovar las canciones que se escuchan en el coche. Mientras con los discos en el mejor de los casos se debe borrar un disco regrabable y añadir los temas deseados, con los reproductores de MP3 la gestión se simplifica. Con sólo conectar el equipo al ordenador se pueden trasladar y borrar los cortes deseados con unos cuantos clics.


/imgs/2008/05/radiomp3.jpg

Por la extensión de estos reproductores entre el público y por sus ventajas, multitud de marcas han fabricado diversas soluciones para conectarlos al equipo de música del coche. Se debe tener en cuenta que los iPod y otros reproductores se van renovando periódicamente, y la forma de conexión puede variar en función de la generación de estos dispositivos portátiles.

Lo mismo sucede con la versión del software que lleva integrado, que conviene actualizarlo a la última versión. A grandes rasgos, las soluciones se pueden dividir entre las que optan por una conexión física entre los aparatos y las que recurren al enlace inalámbrico.


Conectar
el MP3 mediante un cable

En el
mercado se pueden encontrar varias opciones de conexión
física, en función de las entradas que presente el
radio CD del coche. Por ejemplo, un cable de audio con una conexión
“mini jack” (3,5 milímetros) y otra que se adapte al reproductor
puede servir para aquellas radios que dispongan de esta entrada. Se
trata de una solución práctica y barata, aunque, por lo
general, no permiten controlar el dispositivo conectado desde el
frontal de la radio.


/imgs/2008/05/radiomp4.jpg

Si el radio
CD del coche posee una entrada USB, se puede optar por esta vía
para conectar el reproductor portátil, porque todos disponen
de un cable para sincronizar las canciones con el ordenador. Se trata
de una solución bastante buena en el caso de que el equipo
presente esta conexión.

Los equipos
que no dispongan de entrada “mini jack” o USB deberán recurrir a
una conexión de la parte trasera de la radio, el cargador de
CD. Se venden soluciones que añaden la función de leer
MP3 a los radio CD convencionales a través de esta entrada.
Esta alternativa proporciona los cables necesarios, una unidad para
leer los MP3, una conexión auxiliar y la conexión USB,
que permiten conectar desde memorias USB o iPods hasta discos duros.
El truco se encuentra en que “engaña” al reproductor
y le hace creer que se trata de un cargador de CD.


/imgs/2008/05/radiomp5.jpg

La ventaja
de estos sistemas consiste en que suelen permitir un manejo básico
(cambiar las canciones y ver sus títulos) de los reproductores
portátiles desde el frontal del radio CD o desde el mando a
distancia, lo que permite una conducción más segura.
Estas soluciones (también llamadas interfaces), que se deben buscar según el modelo y la
marca del coche, tienen precios mínimos de 110 euros. Al
precio de esta solución se le debe sumar el coste de
instalación, si se desea que lo haga un profesional.

Paginación dentro de este contenido


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones